Yogur griego con desechos de agraz ayudaría a prevenir varias enfermedades

Cáscaras y semillas de agraz podrían evitar problemas cardiovasculares e incluso, el cáncer.

0
673
Foto tomada de: udea.edu.co

Luego de realizar varios análisis en el Laboratorio de Alimentos y Nutracéuticos de la Universidad Nacional de Colombia (U.N), se pudo concluir que los desechos de productos como la mermelada de agraz; tienen una cantidad elevada de fibra y polifenoles, entre los que se destacan algunos que son poco usuales, o procianidinas tipo A, las cuales pueden prevenir infecciones del tracto urinario.

“El agraz pertenece al género de los Vaccinium, los cuales contienen bioactivos, componentes que pueden ser beneficiosos para la salud”, explica Gloria Astrid Garzón, profesora del Departamento de Química de la U.N. Le puede interesar: Los frutos rojos, un beneficio para el cuerpo

En Estados Unidos se producen diversos productos para prevenir infecciones, y uno de ellos es a partir de extractos y polvo de arándano americano o (cranberry), estos extractos poseen una concentración importante de procianidinas tipo A; sin embargo, el agraz contiene una cantidad mayor.

El yogur griego, la combinación perfecta

El yogur griego fue el producto más adecuado que la investigación arrojó para introducir los compuestos que las semillas y las cáscaras de agraz contienen; gracias a que, al ser derivados de la leche; contienen grandes cantidades de proteína que, inclusive, duplican la de productos similares. Por lo que, ayudan a prevenir enfermedades en el sistema digestivo, y fortalecen el sistema inmune. Le puede interesar: En Islas del Rosario hallan compuesto que combate las células cancerígenas

“El yogur griego tiene una serie de microorganismos capaces de fermentar la leche, conocidos como probióticos, también es bajo en calorías –por lo que contribuye a reducir la obesidad- y se puede consumir entre las comidas, de tal manera que la persona se siente satisfecha”, destaca la profesora.

Cabe aclarar que la profesora Garzón se enfocó en el agraz, debido a que en la producción de algunos alimentos derivados de esta fruta, sus cáscaras y semillas son desechadas a pesar de que sus cualidades bioactivas han sido comprobadas.

“Luego de hacer gran cantidad de pruebas, llegamos a una concentración especifica que le da a este producto una apariencia muy similar a los productos comerciales; con la diferencia de que tiene una evidente acción de antioxidante junto con una importante presencia de fibra y gran concentración de polifenoles”, agrega la docente.

Las pruebas se realizaron en 60 estudiantes que consumen yogur griego de manera habitual, por lo que su aceptación fue exitosa gracias a sus características, color y textura.

Por: Paulo Martínez. Estudiante de Comunicación social – Periodismo.
Editor: Lina María Serna López.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here