Zona de Reserva Campesina Sumapaz sigue “en veremos”

Los habitantes rurales de Sumapaz siguen esperando una respuesta de las autoridades ambientales nacionales sobre el futuro de la ZRC, que está conformada por 23.000 hectáreas de páramo, dentro de 16 veredas de la zona.

0
649
Foto: El Catolicismo

Aproximadamente unos 2.000 campesinos, pertenecientes a 16 veredas de los corregimientos de San Juan y Nazareth en Sumapaz, buscan desde hace más de 20 años que las 23.000 hectáreas de páramo que circundan su territorio sean consideradas como Zona de Reserva Campesina. Sin embargo, la falta de una respuesta por parte de la Agencia Nacional de Tierras y la CAR ha estancado este proceso.

Los habitantes rurales de la zona del Sumapaz aseguran que si se define este territorio como una reserva campesina, esto contribuiría con el impulso de la agricultura sostenible, consolidaría la economía local, protegería ecológicamente la zona y ayudaría a superar la historia del conflicto armado que ha marcado a esta región.

Este proyecto se originó en el año de 1998, cuando el Sindicato de Trabajadores de Sumapaz (Sintrapaz) y la Asociación de Juntas de Acción Comunal comenzaron el proceso para que, el entonces INCODER, considerara la petición de los habitantes de delimitar el páramo que rodeaba el territorio local. Solo fue hasta 2012 que dicha entidad tramitó la solicitud, y los promotores de la iniciativa, incluso, han tenido que modificar el plan de desarrollo de la Zona de Reserva Campesina (ZRC).

La falta de diligencia de la Agencia Nacional de Tierras (ANT), y la reciente delimitación del 78% del Páramo de Sumapaz- Cruz Verde por parte de la CAR, ponen en manos de dichos entes el futuro de la implementación de la ZRC. Aunque esta sea la solicitud ambiental de este tipo con mayor avance en el país, aún es incierta su aprobación, lo cual genera disgusto generalizado entre la población de la zona.

Solo desde 2016, entre la ANT y el Ministerio de Ambiente se comenzaron los detalles y las socializaciones de este proyecto socio ambiental, así como los diálogos para conocer el plan de desarrollo de dicha futura reserva campesina. El problema sigue estando en la falta de una decisión definitiva por parte de los directivos de la Agencia Nacional de Tierras.

Hernando Bejarano, uno de los líderes de Sintrapaz, asegura que el futuro de la ZRC necesita de voluntad política para ser declarada, y ante ese panorama, hay total incertidumbre con la entrada del nuevo gobierno. (Le puede interesar: Los niños cantores del Sumapaz, en Bogotá)

La otra situación

Otro problema que enfrenta la creación de la ZRC de Sumapaz, es la inclusión de 18.000 hectáreas de las 23.000 que conformarían el total del territorio de tal zona, pues el año pasado la CAR delimitó todo el Páramo de Sumapaz -a petición de la Corte Constitucional- y dichas hectáreas no podrían ser utilizadas para actividades agrícolas que pudieran deteriorar ambientalmente la zona.

Por ahora, los habitantes de Sumapaz deben esperar a que la máxima entidad ambiental regional (CAR) haga la zonificación del páramo que se reclama en la solicitud, y determine si el uso del suelo del páramo puede ser objeto de actividades agrícola. Sin embargo, como lo aseguran los promotores del proyecto, este proceso podría tomar hasta tres años.

No obstante, y ante el panorama de incertidumbre, los líderes de esta iniciativa se mantienen optimistas ante la aprobación de la ZRC, pues sostienen que este proyecto tiene todas las cualidades para convertirse en una realidad que beneficiaría a miles de habitantes rurales. Por el momento, se espera avanzar en las conversaciones correspondientes para avanzar más en la decisión final.

Por: William Espitia. Periodista.
Editor: 
Mónica Lozano. Editora – Periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here