100 movilizaciones en el país manifestaron desasosiego frente al PND

27 departamentos participaron en la marcha del paro nacional; poblaciones que se encuentran preocupados por las limitaciones, exclusiones y nuevas políticas en Plan Nacional de Desarrollo. En esta medida, los altercados presentados por una pequeña parte el día jueves no deben opacar las causas principales del paro.

0
135
Foto: Diario del Cesar

La marcha del paro nacional el 26 de abril dejó muchas perspectivas frente a los acontecimientos negativos presentes durante la toma de las calles de Bogotá en horas de la tarde; a pesar de esto, las actitudes de una pequeña parte no pueden dejar a un lado la situación que viven miles de personas en la ruralidad de nuestro país.

El punto principal que tiene en desacuerdo a los colombianos es el nuevo Plan Nacional de Desarrollo establecido en el actual Gobierno, debido a que se fundamenta en un eje económico que beneficia a agentes externos del país en la extracción de recursos naturales y producción agrícola. Por otro lado, distintos recursos de sectores vulnerables han sido eliminados o dejados sin presupuesto; además no tiene en cuenta los acuerdos con las  comunidades en anteriores gobiernos.

En el caso de la dirección conseguida por la lucha de las mujeres rurales de FEDEMUCC en el gobierno del expresidente Santos, en el PND actual no destina recursos para este sector que acoge a 439.000 mujeres y  el eje de la afroetnoeducación no ha sido incluido dentro del Plan.

Le puede interesar: Campesinado colombiano discute su ausencia en el Plan Nacional de Desarrollo

Los puntos principales que han motivado el paro nacional son  la muerte sistemática de líderes sociales por la defensa de sus territorios, los bajos precios de los alimentos, la distribución de tierras e insuficientes recursos para el sector educativo en general, no se debe ubicar la pronunciación solo en el sector  universitario, por esto hicieron presencia docentes de escuelas y colegios en las 100 movilizaciones realizadas en Colombia.

Pronunciación 

27 departamentos asistieron a la marcha en la capital del país; mientras tanto, en las regiones también se apoyaba el paro con movilizaciones desde sus propios territorios, principalmente en Santander, Antioquia, Atlántico, La Guajira, Caquetá, Valle del Cauca y Cauca. Cafeteros, indígenas, organizaciones sindicales, docentes, universitarios, y agricultores dirigieron la marcha que no tuvo problemas hasta que llegaron los enfrentamientos en horas de la tarde en la ciudad de Bogotá. 

La ministra de interior Nancy Gutiérrez sostuvo ante la opinión pública que el paro nacional estaba compuesto por ideologías políticas en contra del actual presidente; frente a esto Dignidad Cafetera expuso que respetaba la posición de la ministra pero que ellos se unían al paro nacional por la crisis económica del grano que los tiene endeudados con bancos ya que el precio del café es mínimo comparado con los insumos de producción. Cabe recordar que son más de 500 mil familias que producen el grano. 

La central Unitaria de trabajadores del Caquetá – CUT,  marcharon  junto a mototaxistas, universitarios, campesinos e indígenas. Jose Omar Orosco, fiscal de la CUT mencionó al medio regional Lente lo siguiente: 

«El magisterio y trabajadores de todo el departamento nos estamos movilizando en el Caquetá y a nivel nacional exigiendole a Ivan Duque que en plan Nacional de Desarrollo haya un incremento real en el sistema general de participaciones; esto es incremento para salud, educación, bienestar social, agua potable, saneamiento básico ambiental, vivienda y desarrollo rural integral de nuestros campesinos»

La Universidad de la Amazonía manifestó la importancia que jóvenes del campo colombiano tengan la oportunidad de acceder a una educación superior gratuita y de calidad, para que sean ellos mismos quienes apoyen sus territorios en futuro y se cumpla con sus derechos establecidos constitucionalmente.

Todos los sectores que se pronunciaron esperan que antes de implementar el Plan Nacional de Desarrollo del actual Gobierno se escuche a la población y que este realmente atienda a las necesidades de los colombianos y no a los intereses externos a la población. En esta medida es necesario resaltar que la lucha es grande, tiene un trasfondo histórico que afecta a la ruralidad y urbanidad colombiana, es así, como los altercados presentados el día jueves no deben plantear premisas equivocas sobre la mayoría de los colombianos.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here