Historia de una medalla de oro

0
1072
Oscar_Albeiro_Figueroa_en_JJOO_2012
Foto: Mono693. Algunos derechos reservados.

El pesista Óscar Figueroa consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016 tras 21 años de arduo entrenamiento.

Óscar Figueroa, se convirtió primer atleta en otorgarle una medalla de oro a Colombia en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Nació hace 33 años en Zaragoza, Antioquia, de donde tuvo que huir junto con su familia a los nueve años por causa de los enfrentamientos entre la guerrilla y los paramilitares, además de la falta de oportunidades.

La familia tuvo que radicarse en Cartago, Valle del Cauca. Allí, Óscar descubrió en el deporte una forma de escape a la difícil situación que vivía. De joven practicó natación, fútbol, baloncesto, karate y finalmente el levantamiento de pesas, para el cual demostró tener grandes aptitudes.

Desde entonces Figueroa mostró su talento en varias competencias nacionales. En el 2004, debido a una lesión de rodilla decidió prestar el servicio militar en Palmira. El pesista logró conseguir el permiso de sus superiores para continuar con sus entrenamientos. Por esta razón también dedicó su triunfo al Ejército Nacional en una columna que escribió para el periódico El Tiempo.

En ese mismo año representó a las Fuerzas Armadas en las competiciones deportivas nacionales y logró clasificar a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, en donde finalizó quinto en la categoría de los 56 kilogramos. Nada mal para ser su primera presentación en los Olímpicos. Sin embargo, no corrió con suerte en los Olímpicos de Beijing en el 2008, cuando una lesión en su muñeca izquierda le impidió pararse en el podio.

Después vinieron los Olímpicos de Londres 2012, en donde consiguió ganar una medalla de plata en la categoría de 62 kilogramos. No obstante, Figueroa no se detuvo ahí y siguió entrenando para Río 2016. Una cirugía de hernia discal que le fue practicada en enero de este año puso en vilo su sueño olímpico. Gracias al trabajo del doctor Jorge Ramírez y su cuerpo médico estos Olímpicos tuvieron el final más feliz para el pesista colombiano.

Luego de no poder levantar los 179 kilogramos para romper su marca personal, cuando la medalla de oro ya estaba asegurada, los ojos de Óscar Figueroa se llenaron de lágrimas de alegría. Besó los discos de las pesas y se quitó los zapatos. Con este gesto anunció su despedida del deporte que tanta gloria le trajo. Figueroa expresó que quiere retirarse por lo alto y que ahora le gustaría ser dirigente; aunque es posible que asista a los próximos Olímpicos en Tokio en el 2020.

Figueroa declaró que la medalla que ganó es gracias a que “algunas veces tuve malas experiencias, pero todo lo superé con esfuerzo y sacrificio”. Le pidió a los colombianos que disfruten del triunfo con calma y que entiendan que cada vez que un deportista compite lo hace con la mejor intención: “unas veces nos sale todo, como me pasó esta vez, pero en otras no, y por eso no hay que amargarse, porque he experimentado lo que es caer y levantarse” dijo en su columna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here