72 años de ACPO y Radio Sutatenza, la sencillez de una idea genial que cruzó las fronteras

En nuestro aniversario, recordamos el impacto de la obra de Monseñor Salcedo en América Latina, como pionera de la radio educativa para el desarrollo rural.

0
220

Cada 23 de agosto la familia ACPO recuerda la llegada de nuestro fundador, Monseñor Salcedo, al Valle de Tenza, poniendo en marcha nuestra poderosa industria cultural. Hoy quisiera recordar nuestra historia a través del análisis de su impacto a nivel internacional, especialmente en América Latina.

La labor educativa de ACPO se puso en marcha a través de Radio Sutatenza y su cadena de emisoras, ubicadas en Barranquilla, Bogotá, Cali, Medellín y Magangué. La programación se centraba en cinco áreas: cursos de Escuelas Radiofónicas, noticieros, programas culturales, programas deportivos y programas musicales.

Entre 1947 y 1994 ACPO construyó un modelo que fue replicado con éxito en América Latina, al servicio de la educación y del desarrollo rural.

Le puede interesar: Radio Sutatenza, hito en la historia radial y educativa en Colombia

En el sur de Chile, a partir de la experiencia colombiana, se gestó en 1968 la Fundación Radio Escuela para el Desarrollo Rural (FREDER). Con la emisora “La Voz de la Costa”, la Diócesis de Osorno promovía el desarrollo cultural y social de la población campesina, mediante un sistema de educación a distancia que se reconoció como las “Escuelas de Radiodifusión Santa Clara.”  Hasta 1972, se alfabetizó a más de 3.500 campesinos en el territorio de la Diócesis de Osorno.

En Argentina, en Reconquista, bajo el impulso de Sutatenza nace el Instituto de Cultura Popular (INCUPO), que está celebrando sus 50 años de trabajo. Con su accionar en la educación y en la comunicación popular, incide en la región chaqueña argentina, promoviendo el desarrollo de las comunidades indígenas.

Fueron varias las experiencias latinoamericanas que siguieron el camino de educación popular de Radio Sutatenza: las Escuelas Radiofónicas Populares de Ecuador (ERPE); la Radio Onda Azul en Perú; la Asociación Cultural Loyola (ACLO) en Bolivia; la Radio Occidente en Tovar, Venezuela y las Escuelas Radiofónicas de Nicaragua. No obstante, nos centraremos en una experiencia en las que todos confluyen: la ALER.

La Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER) nace también en Sutatenza, en 1972, en el marco del segundo Seminario de Directores de Escuelas Radiofónicas de América Latina convocado por ACPO, cuando 18 radios de la iglesia católica deciden asociarse.

ALER es una Red de comunicación educativa popular, aún vigente, que nace con el objetivo de mejorar la planificación y evaluación de los programas educativos, capacitar al personal de las emisoras y encontrar apoyo económico internacional. Actualmente cuenta con el Sistema Intercontinental de Comunicación Radiofónica – SICR, poderosa infraestructura humana, satelital e informática que permite que el trabajo de las afiliadas se difunda en el mundo.

La revolución de Monseñor Salcedo traspasó fronteras y aún tiene plena vigencia, en Colombia y en el mundo. Qué orgullo poder ser parte de esta historia, a la que aún le quedan muchas páginas por escribir.

¡Feliz cumpleaños ACPO!

Por: Mariana Córdoba. Directora General de ACPO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here