Acceso a créditos financieros para la población rural

A la hora de pensar en créditos no hay que enredarse, por el contrario hay que planear e informarse respecto a las opciones y documentos para acceder a los salvavidas financieros ofrecidos por diferentes entidades.

0
283
Foto por: freepik

Cuando se piensa en créditos inmediatamente aparecen las entidades financieras, las tasas altas de interés, las deudas y demás dolores de cabeza que conlleva planear el acceso a un crédito, a eso hay que sumarle el hecho de que si se vive en una zona rural se debe presentar certificado de tradición y libertad o un certificado de sana posesión o contrato de arrendamiento de la tierra; pero son pocas las personas que tienen acceso a  esos documentos. 

En estos casos se pensaría que todo está perdido, pero existen salvavidas para apoyar a los pequeños y medianos productores que sueñan con inyectarle capital a su actividad agropecuaria y no tienen la facilidades para financiar sus proyectos, comprar insumos o mantener efectivamente su productividad.

Le puede interesar: Finagro y el financiamiento de productores colombianos

Por ejemplo, el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (FINAGRO) ofrece recursos de crédito a través de las entidades financieras con las que tenga convenio, para que los productores desarrollen sus proyectos agropecuarios, pues cuenta con diferentes líneas de crédito para financiar diferentes actividades relacionadas con la producción, agroindustria y servicios de apoyo en el sector agropecuario y actividades rurales.

Dentro de estas líneas de crédito, están las líneas especiales de crédito que ofrecen una tasa de interés subsidiada para el financiamiento de productos de ciclo corto relacionados con la canasta básica de alimentos, que son característicos de la economía campesina, de alta sensibilidad o interés exportador.

Asimismo, el Fondo Agropecuario de Garantías (FAG) respalda los créditos solicitados para financiar el capital de trabajo y la inversión, solo en caso de que los productores no puedan ofrecer ningún tipo de garantías, las cuales son normalmente exigidas por las entidades financieras. Para acceder es sencillo, se solicita la garantía FAG en la entidad financiera, quien es la encargada de pasar la solicitud ante FINAGRO. 

Por otro lado, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo rural ha planteado estrategias para ayudar a pequeños y medianos productores para reactivar el campo colombiano, brindando incentivos en cultivos como arroz, maíz y algodón.  

Pasos para acceder a un crédito

1. Trazar un plan de acción: Es importante que en el momento en el que se tome la decisión de solicitar un crédito, tenga en cuenta los procesos de producción y posproducción, así como los insumos para que plantee un presupuesto y la propuesta de financiamiento sea factible para todos los involucrados.

2. Recolectar información de las ofertas: Antes de aceptar algún crédito, evalúe otras opciones para que tome la mejor decisión en términos de beneficios en su actividad agrícola sin que se vea comprometida su producción, su bienestar y el de los suyos. Igualmente infórmese acerca de toda la documentación que necesita para acceder a cada uno de los créditos.

3. Preparar la documentación: Una vez elija el crédito que se acomoda sus necesidades y aspiraciones, recolecte toda la documentación necesaria para que no pierda tiempo de trámite en trámite, sino que vaya a la fija. Documentos como el título de propiedad, fotocopia de su cédula, vacunas en caso de actividades pecuarias, licencias fitosanitarias si es el caso, y demás requerimientos mínimos.

4. Acceder al crédito: Acérquese a la entidad financiera o preséntese a la convocatoria que seleccionó y siga todas las indicaciones, entregue o envíe los documentos de acuerdo a lo estipulado y tenga en cuenta su plan de acción para que su trámite sea exitoso y solo lo realice una vez; pregunte todo lo que deba y asegúrese de informarse de todo.

Finalmente, tenga en cuenta que no existe una sola opción, sino que por el contrario las ofertas y oportunidades son variadas, lo importante es que se informe debidamente. De igual manera, en las páginas web de las entidades está la información de las convocatorias, cómo acceder a los servicios y demás aspectos que le pueden servir para ahorrar tiempo.



Por: Isabella Durán. Periodista.

Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here