Agricultura sostenible, proyecto de madres comunitarias en Bogotá

El proyecto se ha implementado en las localidades de Bosa, Kennedy y Soacha, desarrollando un producto autosostenible para las familias.

0
356
Foto por: https://bit.ly/2PnTTFI

Durante estos tiempos de contingencia global se ha incrementado la necesidad de las personas de cultivar sus propios alimentos de manera más orgánica, libre de químicos o pesticidas que se usan mayormente en los grandes cultivos, es por eso que Luz Dary Díaz tomó la iniciativa de generar conciencia creando una huerta en Bosa, su lugar de residencia se ha convertido en un sustento para muchas familias.

El proyecto que comenzó en el 2007 fue impulsado por Luz Dary Díaz que, junto con otras madres de hogar, iniciaron una huerta comunitaria en la que se sembraba hinojo, albahaca, ruda, gulupa entre otras hierbas, frutas y verduras, con el fin de apoyarse de manera económica, pero además permitiendo que niños, jóvenes y adultos mantuvieran una alimentación saludable.

Le puede interesar: Huertas urbanas, recuperando los saberes del campo

“La idea surgió porque en el 2007 me inscribí a un comedor comunitario, en ese momento, mi hijo menor era un bebé, tenía un año en ese entonces, y empezó a manifestar síntomas de epilepsia que le daban 3 o 4 veces al día. Tuve que dejar mi trabajo, debido a que soy madre cabeza de familia, y velar por el bienestar de mis seis hijos pues eran todos menores de edad. A partir de ese momento empecé a participar para ayudar en lo que se necesitara. A partir de ahí empezó el nacimiento del proyecto”, detalló Luz Dary Díaz.

Esta agricultura sostenible generó en ella un interés por la agricultura, realizando talleres dictados por el Jardín Botánico, allí adquirió conocimientos sobre los valores nutricionales de frutas y verduras, también iniciando un curso en agricultura urbana sostenible a través de la Universidad Nacional.

Díaz, detalló cómo fue el proceso educativo, “uno de los muchachos que nos ayudó en el proceso de aprendizaje me recomendó que le diera a mi hijo las plantas que íbamos cultivando, para mejorar su nutrición. La verdad, yo noté que la salud de mi hijo mejoró considerablemente, logró alentarse y sus convulsiones fueron disminuyendo”.

Hoy en día, su idea ha crecido tanto que se convirtió en el colectivo “Semilla de esperanza, vida y paz”, que ha formado casi 300 personas en las diferentes zonas de la capital, logrando obtener apoyo de entidades publicas, educativas y privadas; son más de 12 años en los que Luz Dary Díaz ha aportado su trabajo alimentario a varias familias.

“Con nuestra labor, estamos cambiando el pensamiento de los jóvenes, que, cuando conocen lo que hacemos, quieren ayudar y eso es vital para cambiar el mundo”, resaltó Díaz de su labor, en la que se resalta que su actividad ha sido una lucha constante para cambiar la idea alimenticia de la sociedad.

Actualmente, junto con su colectivo lidera una campaña nombrada “Mercados de los Pueblos”, con la que se busca una venta de los diferentes productos orgánicos y verduras de la huerta a través de su tienda virtual de Facebook y su correo mercadodelospueblos@gmail.com.

Por: Erika Carolina Guarnizo Rico – Periodista.

Editor: Lina María Serna- Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here