Aprobada nueva política para la protección de bosques en Colombia

El documento CONPES 4021, fue aprobado el 08 de enero del presente año y busca implementar estrategias de control a la deforestación e identificar acciones que promuevan la conservación y el manejo sostenible de los bosques.

0
361
Foto por: Revista Semana - https://cutt.ly/tjWSRqA

El pasado 08 de enero del presente año, fue aprobado por el Gobierno Nacional el “documento CONPES 4021 Política nacional para el control de la deforestación y la gestión sostenible de los bosques”, liderado por el Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Esta política busca implementar estrategias para que los sectores públicos y privados trabajen conjuntamente para controlar la pérdida de árboles y promuevan la gestión sostenible de los bosques, principalmente en los 11 núcleos de alta deforestación (NAD) ubicados en los 150 municipios que son considerados como los más afectados por esta situación.

Le puede interesar: Cada uno un árbol, la apuesta de reforestación en Antioquia

Los municipios con mayor deforestación en Colombia son San Vicente del Caguán (Caquetá), Cartagena del Chairá (Caquetá), San José del Guaviare (Guaviare), La Macarena (Meta), Puerto Guzmán (Putumayo) y Calamar (Guaviare). Los 11 NAD están ubicados en Sabanas de Yarí – Bajo Caguán; Guaviare; Sur del Meta; Putumayo; Mapiripán; Andina Centro Antioquia /Sur de Bolívar; Pacífico Norte; Pacífico Sur; Andina Norte – Catatumbo; Sarare -Arauca y Pacífico Centro. 

Por otro lado para desarrollar el documento, inicialmente fue necesario realizar un análisis de las causas directas e indirectas que influyen en el cambio del suelo y la deforestación. Como resultado, se identificaron las acciones que se deben desarrollar de manera articulada entre el Gobierno Nacional, los diferentes sectores como el económico, productivo y agropecuario, las comunidades, organizaciones, asociaciones e instituciones públicas y privadas para controlar la pérdida de árboles. Asimismo, se determinaron las actividades, iniciativas y estrategias para promover la conservación y el manejo sostenible de los bosques de acuerdo al reconocimiento de las particularidades y necesidades de los territorios.

Con el fin de cumplir con la meta cero deforestación neta para el año 2030, en el CONPES se establecieron los siguientes ejes estratégicos que serán desarrollados en los próximos 10 años:

  1. Consolidar alternativas productivas sostenibles que influyan en el desarrollo rural y la estabilización del límite que separa las áreas destinadas a las actividades agropecuarias, de aquellas destinadas a la conservación o protección de la biodiversidad.
  2. Fortalecer los mecanismos de articulación y gestión entre sectores para la efectiva reducción de la deforestación y gestión de los bosques.
  3. Ejercer control territorial y reducir las actividades ilegales que impulsan la deforestación.
  4. Fortalecer los sistemas de monitoreo y seguimiento para una administración eficiente de los bosques y su recurso forestal.

“Esta es la política pública que formula Colombia de corto, mediano y largo plazo para enfrentar la deforestación y proteger de manera estructural la biodiversidad. Este documento fija tareas para todas las entidades de Gobierno y se alinea con la meta que tenemos de llegar al año 2030 como un país que reduzca en un 51% las emisiones de gases efecto invernadero, esto implica que tengamos la mayor reducción histórica de la deforestación en este lapso”, comentó el presidente Iván Duque.

Relevancia del documento CONPES 4021:

La política destaca la importancia de los bosques para la vida humana debido a los servicios ecosistémicos que brinda, ya que van desde la purificación hídrica y del aire hasta la regulación climática y mitigación de riesgos naturales como inundaciones o deslizamientos. Asimismo, para algunas comunidades étnicas y tradicionales representan valores culturales, y son hábitat de gran diversidad de fauna silvestre.

El documento también reconoce el valor de lo expuesto en la Sentencia de la Amazonía STC-4360 de 2018, que declara a esta región como sujeto de derechos, y articula los esfuerzos desde lo nacional hacia lo regional, para contribuir a contrarrestar la deforestación y los efectos del cambio climático.

En cuanto a las estrategias de conservación y preservación de los ecosistemas, la política se encuentra articulada con los principios de crecimiento verde y pago por servicios ambientales, así como a las acciones relacionadas con la ocupación y tenencia de la tierra que generan presión sobre el bosque.

Teniendo en cuenta que el 52% del territorio colombiano se encuentra cubierto por bosques, la aprobación de esta política se convierte en un paso crucial para consolidar la protección de la biodiversidad, ya que realiza un llamado a valorar los bosques como un patrimonio natural nacional.

Para leer la política completa, ingrese al siguiente link: Documento CONPES 4021 Política nacional para el control de la deforestación y la gestión sostenible de los bosques

Por: Isabella Durán Mejía. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here