Guática, es un municipio de vocación agrícola que flanquea la vertiente oriental de la cordillera occidental y es bañado por diversos ríos como el Guática, Opiramá y el Oro; donde el día de mercado no es el sábado como en la mayoría de municipios del país sino el lunes; y donde a la cebolla se le realiza una fiesta cada noviembre, posee gente de cálida actitud, amable y emprendedora, que se le “apunta a lo que sea”, con tal de ver a su municipio crecer y a sus jóvenes salir adelante.

A ello se debe que, en la vereda Alturas, en Guática, haya un interés particular de aprendizaje por parte de los pobladores; sin embrago, la falta de tiempo y los compromisos con la tierra, una tierra fértil donde se siembra cebolla, cilantro, aguacate, tomate, entre otros productos, hace que esto sea difícil para los hombres. Le puede interesar: Mujeres rurales siguen sufriendo desigualdad

Es por esto que, las encargadas de realizar los cursos y de replicar ese conocimiento adquirido son las mujeres, quienes después de realizar sus quehaceres en sus hogares se disponen a asistir al curso de alfabetización digital, el cual desarrollan la Fundación ACPO y la Fundación Smurfit Kappa.

Habitantes de Guática que trabajan por el desarrollo del municipio

Este curso se realiza cada 15 días en una de las sedes del Instituto Guática, en cabeza de su rector, Alberto Guerrero, quien muy amablemente dispuso de los equipos (tabletas y computadores) para el desarrollo de las sesiones.

Estas mujeres, que en su mayoría son madres, se convierten en ejemplo de sus hijos al evidenciar el interés de vincularse a procesos educativos que, hasta la fecha, parecían no estar al alcance. De igual manera, las jóvenes que hacen parte del programa sirven de inspiración para los demás jóvenes que se encuentran en la vereda y que, a pesar de no poder acceder a la educación formal, se vinculan a este tipo de procesos con la expectativa de mejorar su calidad de vida.

Para los pobladores de la vereda Alturas estos procesos se hacen vitales en el desarrollo de las dinámicas sociales, ya que incentivan a las personas a formar parte de grupos como la Junta de Acción Comunal, desde el cual se aporta al crecimiento de la vereda.

Actualmente, el curso de alfabetización digital busca ofrecer más y mejores herramientas en cuanto al manejo y apropiación de las nuevas tecnologías; con el fin de incentivar procesos productivos a través de las TIC’S, generando en la comunidad un punto de partida entre el conocimiento TIC y la productividad del campo.

Por: Jean Wilman Parra. Facilitador EDC Armenia y Risaralda
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here