Así es el compromiso y dedicación de las mujeres en el ETCR Miravalle en Caquetá

No importa la hora, si es en la mañana o en la noche, las mujeres reincorporadas del ETCR Miravalle están comprometidas con todo lo que se proponen, se caracterizan por su empeño a nivel individual y colectivo, y comprenden el valor de la unidad y de lo que implica la cohesión social en su proyecto de vida.

0
330
Por: Anyela Patricia Cardozo. Facilitadora proyecto MIA en Caquetá.

El proyecto MIA “Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente”, Proyecto de Desarrollo para la Mujer en proceso de Reincorporación,  es financiado por el Fondo Europeo para la Paz de la Unión Europea e implementado por Acción Cultural Popular – ACPO, la Diócesis de San Vicente del Caguán y la Registraduría Nacional del Estado Civil. Se trata de una apuesta que aporta a la sostenibilidad económica a través del apoyo a emprendimientos y a la formación en organización, producción y comercialización de mujeres excombatientes en Caquetá y Chocó.

Esta iniciativa les ha dado varias posibilidades a las mujeres del ETCR Miravalle en San Vicente del Caguán, Caquetá, una de ellas es poder dar continuidad a su proceso de formación en Alfabetización Digital, como una herramienta de innovación social y tecnológica que favorece su proceso de formación a nivel individual y su cualificación personal, y a nivel colectivo, promueve escenarios de encuentro y diálogo.

El pasado 15 de julio de 2020 se realizó la inscripción al módulo de Escuelas Digitales Campesinas, la tienda, como un espacio de encuentro, resultó ser el escenario perfecto para propiciar su proceso de formación y socialización, ¿Qué hacer? ¿Cómo hacerlo? Una vez se da la explicación se inicia la labor una a una con el fin de llevar a cabo las acciones pertinentes, si hay alguna duda, no pasa nada, está “Anyela, para ayudarnos en lo que necesitemos”.

Definitivamente el Proyecto MIA hace énfasis en la transversalidad del enfoque de Género, concepto que se dejó explícito en la firma de los Acuerdos de Paz en La Habana. La implementación, que si bien es cierto no ha sido fácil, poco a poco ha generado una serie de dinámicas sociales que se han venido fortaleciendo, uno de los elementos más significativos del proyecto MIA ha sido el empoderamiento femenino y el liderazgo.

En conclusión, si hay reunión en la noche hasta tarde o si, es en la mañana igual, no importa la hora para acceder a realizar los compromisos adquiridos con el proyecto MIA lo que evidencia su nivel de compromiso y dedicación, no solo a nivel individual sino a nivel colectivo, en lo que radica su mayor valor.

Por: Anyela Patricia Cardozo. Facilitadora proyecto MIA en Caquetá.

Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here