Así están los precios de frutas y verduras para inicios de 2021

La variación en los precios de las frutas, verduras y tubérculos puede darse de acuerdo a la producción, recolección o finalización de temporadas. Aquí le presentamos un balance de lo que fue el cierre del 2020 y cómo inician este año.

0
3948
Foto por: Portal web Oink Oink -https://cutt.ly/ojjRTHZ

El territorio colombiano es en su mayoría agrícola, pues cuenta con diferentes pisos térmicos que permiten la producción de una gran variedad de alimentos. Esto cobra importancia cuando se entiende que el sector agrícola es un aspecto fundamental en términos de desarrollo económico y social en el país, aunque actualmente se ha visto fuertemente afectado a causa de la emergencia sanitaria por COVID-19.

Sin embargo, los procesos productivos y de distribución de este sector han continuado con altos y bajos, dando como resultado la fluctuación en los precios de los alimentos, que ha impactando tanto a los productores que en algunos casos ofrecen más de lo que el mercado puede comercializar, como en los consumidores que no pueden comprar todo lo que se ofrece debido a la díficil situación económica.

Le puede interesar: Radio Mundo Rural: ¿Qué pasa con los precios de los alimentos en Colombia?

Con base a cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) a través del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (SIPSA), se presenta un balance de cómo cerraron los precios de las frutas y verduras en el 2020 y cómo están en los primeros días del 2021.

Cierre de precios para el 2020

Respecto a las verduras y hortalizas, para finales del año se evidenció un alza de los precios de los mayoristas de arveja verde en vaina, ajo importado, fríjol verde cargamanto y en vaina, cebolla junca, tomate chonto, brócoli, espinaca, chócolo mazorca y pepino de rellenar.

Estas alzas se deben a diferentes factores, por ejemplo para el caso de la arveja verde en vaina, el incremento monetario se dio debido al poco ingreso del producto desde Madrid, Facatativá, Mosquera (Cundinamarca), Córdoba, Ipiales, Puerres Potosí, Pasto (Nariño), Siachoque, Soracá, Ramiriquí, Toca, Samacá (Boyacá), Pamplona, Cácota, Chitagá, Mutiscua y Ábrego (Norte de Santander). Por lo tanto, en los mercados de ciudades como Cali el alza fue del 80,68%, ofreciéndose el kilo a $3.254.

Asimismo, la lechuga Batavia subió su precio debido a la disminución de la oferta proveniente de Facatativá, Mosquera, Cota, Madrid (Cundinamarca), Marinilla, El Santuario (Antioquia) y Mutiscua (Norte de Santander). Por ende, el kilo se vendió a $1.905 en ciudades como Bogotá y a $1.886 en ciudades como Barranquilla.

En cuanto a las frutas, para finales del 2020 las cotizaciones mayoristas del mango Tommy, la mora de Castilla, el limón Tahití, la granadilla y la papaya Maradol, descendieron. Para el caso del mango Tommy, su comportamiento en el mercado fue gracias a la buena producción de los cultivos ubicados en La Mesa, Tocaima (Cundinamarca), Espinal (Tolima) y Curumaní (Cesar).

Como consecuencia, se evidenció una baja en los precios de los mercados de ciudades como Bogotá en donde el kilo se negoció a $2.182, presentando una reducción en el precio de comercialización del 44,76% en el mes de diciembre.

Por su parte, los tubérculos presentaron un incremento en los precios del plátano guineo y las papas criolla limpia, única y capira. El alza en el caso de la papa criolla limpia, se dio por la finalización de las cosechas en Samacá, Ramiriquí, Tunja, Sogamoso (Boyacá), Mutiscua, Pamplona, Cácota, Chitagá (Norte de Santander), La Unión, Sonsón, Marinilla (Antioquia) e Ipiales (Nariño). Por ende, en ciudades como Bucaramanga el kilo se comercializó a $1.426, presentando un alza del 44,76%.

Respecto a los cereales, los precios mayoristas del arroz de primera bajaron debido al aumento de la oferta proveniente de los departamentos de Tolima, Huila, Casanare, Atlántico, Santander y Norte de Santander, donde los cultivos de este producto se encontraban en temporada. Por lo cual, en los mercados de ciudades como Bogotá el kilo se ofreció a $2.577, presentando una caida del 4,52% en el mes de diciembre.

Precios en los primeros días del 2021

En el caso de las verduras, la lechuga Batavia cotizó el kilo en Bogotá a $1.833, presentando una reducción del 15,38% y en Barranquilla a $2.063, cuya baja fue de 11,61%. Este comportamiento en el precio de comercialización en la capital del país se debió a la reactivación de las recolecciones posteriores a las celebraciones decembrinas, aumentando la oferta en Mosquera, Madrid, Facatativá y Cota (Cundinamarca). En Barranquilla, la disminución se debió al rendimiento de cultivos en Facatativá y Mosquera (Cundinamarca).

Asimismo, la cebolla junca redujo su precio en Pereira, Villavicencio, Bogotá y Sincelejo, ciudad en donde el kilo fue comercializado a $1.200, presentando una baja del 25,00% debido al mayor abastecimiento proveniente de Pamplona (Norte de Santander). Por el contrario, en Popayán el kilo de este alimento subió un 13,39% debido a la finalización de los ciclos productivos en Túquerres y Cumbal (Nariño), por lo cual su precio fue de $1.600.

Respecto a los tubérculos, en la ciudad de Villacencio la papa criolla bajó su comercialización un 29,49% debido a la mayor oferta desde Chipaque, Quetame, Ubaque y Cáqueza (Cundinamarca), por ende el kilo se vendió en $1.375. Asimismo, en Sincelejo la cotización disminuyó un 26,32%, comercializando el kilo en $3.500 debido al aumento de la producción en La Unión (Antioquia). En Medellín la cotización descendió un 19,30% y por ende el kilo se vendió en $2.300, esto se debió al mayor abastecimiento en Sonsón, San Pedro de los Milagros y Marinilla (Antioquia).

En contraste, el platano guineo subió un 20,83% en Villavicencio por la alta demanda mayorista que tuvo mayor carga que la ingresada desde Guayabetal, Fusagasugá, Ubaque, Quetame y Cáqueza (Cundinamarca), por lo que el kilo se comercializó a $2.417.

Un comportamiento similar tuvo la yuca en la ciudad de Montería, ya que debido a las bajas actividades de cosecha en Tierralta y Los Córdobas (Córdoba), aumentó un 19,74% su cotización y por ende el precio de comercialización está en $569. Sin embargo, en Cartagena presentó una baja del 15,72% debido a un mayor ingreso del tubérculo proveniente de Chinú (Córdoba) y San Onofre (Sucre) que dio como resultado un precio de $558.

Por otro lado, en cuanto a las frutas como la maracuyá y la granadilla, aumentaron un 27,87% y 19,15% respectivamente en la ciudad de Villavicencio, en donde la primera cotizó el kilo en $1950 y la segunda en $4.667. El comportamiento de la maracuyá se debió al poco abastecimiento que ingresó desde Lejanías, Granada, El Dorado, Mesetas, San Carlos de Guaroa, Puerto Concordia y Acacias (Meta). La granadilla tuvo un alza debido a la poca oferta proveniente de Guayabetal (Cundinamarca) y Santa María, San Agustín, Gigante y Palermo (Huila).

Para el caso del limón Tahití, subió un 53,51% en la ciudad de Barranquilla por la disminución de oferta desde Lebrija (Santander) y el departamento de Magdalena, por lo que el kilo se vendió a $1.823. Asimismo, la manzana royal gala aumentó un 12,21% en Popayán debido a que ingresó menos carga proveniente de Chile y por ende el kilo se ofreció a $6.289.

Finalmente, la mora Castilla aumentó un 16,52% en Popayán, vendiendo el kilo a $2.587 por la terminación de varios ciclos de cosecha en la zona rural de esta ciudad. Caso contrario sucedió en Sincelejo que tuvo una mayor cantidad de producto proveniente de La Ceja, Guarne (Antioquia) y el departamento de Santander, situación que por ende redujo la cotización un 11,96% y vendió el kilo a $2.700.

Por: Isabella Durán Mejía. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here