ASIR SABA, el proyecto de agua que busca generar paz en zonas rurales de Colombia​

Las comunidades que participan del proyecto ASIR-SABA entienden que la comunicación es importante, puesto que es la herramienta que permite romper paradigmas sobre el proyecto en las comunidades, tejiendo lazos. 

0
586

Además del fortalecimiento de capacidades a las comunidades, el equipo nacional del proyecto estuvo trabajando por fortalecer las capacidades comunicativas para una acertada implementación, esto en la necesidad incesante de intervenir, participar, dialogar e interactuar desde la acción sin daño. Son las comunidades el centro de este proyecto y es por eso, que se rescata la comunicación como un puente que permite relaciones en el intercambio de saberes para fortalecer los procesos. Un encuentro de aproximadamente 4 horas, donde los participantes expresaron sus expectativas de cara a la comunicación asertiva.

A través de actividades dinámicas y creativas, construyeron entre todas y todos los mensajes claves que son necesarios para dar a conocer el proceso y resaltar la labor de las comunidades alrededor de la garantía del derecho al agua. De igual forma, haciendo hincapié en la importancia de lo diverso y diferente; el equipo cree que es necesario entender las dinámicas de la cultura y el territorio para apoyar de maneras más profundas y acertadas a las comunidades y la disminución de la desigualdad social.

El taller tuvo cuatro momentos emocionantes. El primero, un ejercicio que evocó la humanidad de los participantes, por encima de los roles jerárquicos que se ejercen en el proyecto. Entre ellos, se concluyó que, a través de su trabajo están impactando y cambiando vidas, razón suficiente para seguir procurando por un mundo mejor.

En el segundo momento se identificaron colectivamente los objetivos, valores o principios del proyecto ASIR-SABA, los cuales son ejes fundamentales del trabajo diario para garantizar que las comunidades, como eje principal del ejercicio diario de la implementación, tengan una vida más digna con acceso seguro a servicios de agua. Por lo tanto, resaltaron la labor comunitaria que han promovido los habitantes rurales para re-construir el tejido social, fragmentado, en muchos casos debido al conflicto armado.

A través de dibujos y pinturas, los participantes creativamente le dieron vida con la imaginación al tercer momento, donde expresaron cómo cada elemento que es parte del proyecto es importante; se convierten en piezas que al estar juntas construyen un país menos desigual en favor de las comunidades marginadas, silencias y rechazadas.

Por último, los asistentes aseguraron que la comunicación es importante, puesto que es la herramienta que permite romper paradigmas sobre el proyecto en las comunidades, tejiendo lazos.

ASIR-SABA, más que un proyecto, un modelo de gestión

Estos talleres realizados con el equipo nacional y a realizarse con las comunidades, contribuyen a que los socios implementadores unan fuerzas y tejan lazos más fuertes, por la defensa del agua como derecho humano. Los une en un mismo trabajo en conjunto que solidifica el proyecto y lo vuelve confiable, que respeta las comunidades como el tronco de un gran árbol y aporta a la paz en regiones víctimas y marginalizadas históricamente por el conflicto armado.

Un elemento clave en este proceso, fue comprender que, el trabajo de ASIR-SABA respeta los saberes ancestrales, y valora el sonido que emana del agua, puesto que no sólo trae consigo un mensaje en el que muestra cómo este elemento es de necesidad básica, sino una importante conexión y relación con la naturaleza para muchas comunidades.

Por: Saira Alejandra Ramírez. Comunicadora proyecto ASIR-SABA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here