Bacterias endófitas podrían mitigar hongos en cultivos de fresas

Los campesinos siempre están a la expectativa de sus cultivos al ser propensos a diferentes plagas y más cuando se trata de frutas frágiles como las fresas. Por esta razón, un grupo investigador de la Universidad Nacional, Sede Palmira, trabaja en un fungicida biológico.

0
242
Foto: ucanr.edu

Los investigadores en el área de agronomía de la Universidad Nacional de la Sede Palmira determinan, que en el corregimiento de Tenerife en el municipio El Cerrito, la afectación de el hongo Colletotrichum acutatum en los cultivos de fresas es un problema constante, a tal punto que puede provocar la pérdida del 70% de la cosecha.

El uso de bacterias endófitas según biólogos de la Universidad de sucre es beneficioso porque, “cumplen una gran diversidad de funciones como promotoras de crecimiento vegetal, control biológico sobre una diversidad de fitopatógenos, mejoran la eficiencia de los procesos de fitorremediación de compuesto tóxicos en la rizósfera. Las bacterias endófitas son reportadas por producir un número de metabolitos como antibióticos, metabolitos secundarios incluyendo algunos compuestos antitumorales, agentes antiinflamatorios”.

Estas bacterias habitan dentro del tejido de las plantas, pero solo en un periodo de tiempo y a veces las plantas no poseen suficientes como para combatir las plagas. 

Le puede interesar: Bacterias podrían controlar enfermedades en cultivos de banano

Son precisamente estas bacterias, las cuales aplicaron los agrónomos de la Universidad Nacional a las fresas en estudio, logrando detener el esparcimiento del hongo en una 90%. Esto resulta significativo porque se convierte en una alternativa biológica para el uso de plaguicidas, que una vez puestos en los cultivos produce daño en la tierra y son componentes químicos que no se van fácilmente de la cosecha.

Para el estudio, el grupo de investigadores tomó muestras sanas e infectadas por el hongo de las producciones de fresa en el corregimiento de Tenerife de cuatro fincas distintas; ya en el laboratorio de la Universidad Nacional con sede en Palmira, se extrajo el hongo de las muestras.

El hongo y las bacterias fueron puestos en cajas Petri con fresas sanas, lo que se pudo observar luego de siete días a una exposición de 27 ℃, fue que en el punto donde se aplicaba la bacteria en la fresa el hongo se alejaba.

“En las placas con medio PDA (papa, agar, dextrosa), donde crecían los hongos, trazamos una línea con las bacterias. Si el hongo empezaba a dirigir su crecimiento en otra dirección significaba que había antagonismo. En seguida medíamos el crecimiento de Colletotrichum acutatum para determinar la inhibición”, asegura a la Agencia de Noticias UN, el ingeniero agronómico Andrés Felipe Zambrano Tascón, de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Palmira, quien determinó el hallazgo.

Los ingenieros agrónomos  esperan continuar con el estudio para hallar más resultados positivos y brindar una alternativa a los cultivadores de fresa que utilizan plaguicidas en las cosechas; además, probarla en otro tipo de cultivos.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here