Batuta, la música como eje y tejido entre territorios rurales

Un proyecto musical le está apostando a unir lazos comunitarios a través de la música en los territorios. Aquí te contamos de qué se trata.

0
333
Foto por: Cancillería de Colombia

Fundación Nacional Batuta – FNB, es una entidad sin ánimo de lucro que nació con la finalidad de contribuir por medio de la música al mejoramiento de la calidad de vida de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de Colombia. Con más de 25 años, le sigue apostando a una formación de excelencia musical centrada en la práctica colectiva, desde una perspectiva de inclusión social, derechos y diversidad cultural.

Dando prioridad a aquellos menos favorecidos, la FNB trabaja de la mano del Gobierno Nacional, los gobiernos locales, empresas privadas y otras organizaciones sin ánimo de lucro, mediante equipos constituidos por maestros de música y profesionales de otras disciplinas. Para lograr grandes alcances, como el de la Orquesta Batuta Bogotá, actualmente reconocida como Orquesta Metropolitana Batuta Bogotá y que cuenta con gran representatividad en todo el país.

Los diferentes programas de Batuta, trabajan por la construcción de tejido social, la generación de espacios de reconciliación y convivencia y la construcción de capacidades individuales útiles para ejercer una participación activa en la sociedad. Además, busca la democratización del acceso de niños y jóvenes a una oferta cultural; para fortalecer los procesos culturales y educativos en el territorio nacional.

Le puede interesar: Los niños cantores del Sumapaz, en Bogotá

Música para la reconciliación

En base a esta misión, nacen dos de los proyectos más importantes de la entidad. El primero de ellos, creado en 2001 es “música para la reconciliación” que financiado por el ministerio de cultura, funciona en 131 centros musicales en los 32 departamentos del país.

Atiende a 18.000 niños, niñas y jóvenes que han sido víctimas del conflicto armado o que se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad, mediante un programa de formación musical colectiva de ensambles y coros, con un destacado componente de atención psicosocial.

Este proyecto consta de un enfoque para la iniciación musical, en donde los integrantes aprenderán sinfonía rítmica, manejo de algún instrumento, manejo de la voz y memorización de repertorio. Además, cuenta con un enfoque psicosocial que brinda acompañamiento de acciones para mitigar el sufrimiento emocional y trabajar en el fortalecimiento de la identidad y la autonomía.

Voces de la esperanza

El segundo proyecto es “voces de la esperanza”, centrado en los municipios de Buenaventura y Tumaco. Desarrolla el programa de ensamble de iniciación y un programa coral para 280 beneficiarios en los dos municipios, 210 niños, niñas y jóvenes del municipio de Buenaventura y 70 del municipio de Tumaco. Los participantes, reciben acompañamiento psicosocial y diversas estrategias de articulación con los actores involucrados en el proceso, para generar espacios de participación y apropiación del proyecto por parte de las comunidades.

En este proyecto, se trabaja la musicalidad a través del manejo de la voz y del canto en grupo, con lo que se busca desarrollar el sentido de acople y conciencia del trabajo en equipo. Además de  fortalecer la seguridad personal y la creación colectiva.

Fundación Nacional Batuta también cuenta con un programa enfocado a niños, niñas y jóvenes con discapacidad. Ofreciéndoles mediante el ejercicio musical  una oportunidad para potenciar habilidades físicas, psicomotoras, cognitivas, sensoriales, emocionales y sociales. Desarrollando acciones que permitan la  disminución de barreras actitudinales y el cambio de percepción frente a la discapacidad.

Por: Karina Porras. Periodista.
Editor: 
Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here