Búhos currucutú regresan a su hábitat

0
2620

La Corporación Autónoma Regional de Risaralda – CARDER, el Centro de Rehabilitación de Aves Rapaces San Isidro – CRARSI y la Fundación Águilas de los Andes – FADA, rehabilitaron y recuperaron a cinco búhos currucutú (megascops choliba) que posteriormente regresaron a su hábitat natural.

búhos currucutú
Foto: Caracol Noticias

Los búhos currucutú hacen parte de la lista de especies de la fauna silvestre colombiana apetecidas por el mercado ilegal, una problemática que afecta la biodiversidad y el medio ambiente; por esta razón, la Corporación hace un llamado a la comunidad para que se apropie de su protección y conservación, dando cumplimiento a lo que establece la ley ambiental.

Es importante recalcar que el tráfico ilegal y la tenencia de fauna silvestre se constituyen en un delito ambiental; es el tercer negocio ilegal más rentable después de las drogas y de las armas.

Esta entidad ambiental, encargada de la protección y manejo de los recursos naturales del departamento, tiene un programa establecido para la atención de los mencionados animales, los cuales son entregados por la comunidad para su recuperación. “tenemos un hogar de paso donde atendemos todos los individuos de fauna silvestre que recuperamos y un centro de rehabilitación de aves rapaces, en esta ocasión estamos haciendo la liberación de unos pichones de búho que fueron entregados por la comunidad para que fueran atendidos, rehabilitados, y posteriormente liberados en su medio natural” señala Natalia Carrillo, bióloga de la corporación.

Respecto a la práctica de acogerlos como mascota, Alex Ospina, director del Crarsi, explicó: “esta especie es un búho pequeño denominado comúnmente currucutú, aunque su nombre científico es magascops choliva. Pasa algo muy común con estos búhos y es que cuando son juveniles la gente cree que se los encuentra abandonados, entonces los toman y los separan de los padres, sin saber que realmente estos siempre están vigilantes así sea de día”.

Entre febrero y abril, y septiembre y diciembre, se presenta la temporada de cría de estos búhos, periodos en los que llegan al centro de rehabilitación un promedio de 30, “Cuando llegan a manos de la Fundación, lo que hacemos es acabarlos de criar, necesitan una dieta especial, cuidados especiales y enseñarles a volar, pero nunca vamos a sustituir el trabajo de los padres” expresó Ospina.

Autor: Maria Luisa Pedraza, Estudiante de Comunicación Social. @LuisaPedraza80 
Editor: Katherine Vargas Gaitán, Periodista Editora. @KatheVargasg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here