Café Wasikamas, la apuesta de paz de una comunidad inga en Nariño

Esta comunidad indígena del municipio Tablón de Gómez, Nariño le apostó al cultivo de café para sustituir los cultivos de amapola y dejar atrás el flagelo de la guerra. La iniciativa, que ha llegado a países como Asia, Europa y Estados Unidos mejoró su calidad de vida y es un ejemplo de que la paz si es posible.

0
287
Por: Cafewuasikamas - https://cutt.ly/AWyi8mQ

Los ingas son una comunidad indígena que habita principalmente en los departamentos de Putumayo, Nariño y Cauca. De acuerdo con la Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, son descendientes de los incas, y según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE, cuentan con una población de 19.561 personas. 

Este pueblo ancestral ha luchado históricamente por el reconocimiento de sus derechos, el acceso a la tierra y la garantía de unas condiciones de vida dignas. Por ejemplo, en el municipio Tablón de Gómez, Nariño, donde se encuentra asentado el Resguardo Indígena de Aponte, han buscado dejar atrás el flagelo de la guerra; ya que conforme con la Defensoría del Pueblo, este territorio de más de 23.000 hectáreas ha sido disputado por grupos al margen de la ley, y durante la década de los 90’s se convirtió en el principal productor de amapola del país. 

Le puede interesar: Con sacha inchi comunidad reincorporada construye paz en Arauca

Uno de los retos que enfrentaba esta etnia era el de articular estrategias que le permitieran obtener ingresos para subsistir, sin embargo, fueron una de las primeras comunidades que le apostaron a la paz y la reconstrucción del tejido social. En ese sentido, apoyados en la Resolución N° 013 del 2003 de la Agencia Nacional de Tierras – ANT, que les adjudicó 17.500 hectáreas de páramos y espejos de agua como área sagrada; lograron liberar su territorio de la presencia de grupos armados y decidieron sustituir voluntariamente los cultivos de amapola por el exquisito grano de café. 

Hace 15 años nació el proyecto productivo Wuasikamas, una marca registrada de café gourmet que traduce al español guardianes de la tierra. “Somos el primer caso exitoso de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en el país, nuestro café es elaborado con la resistencia de los inga, y nuestro principal objetivo es contribuir a proporcionar una vida sana a la comunidad y apoyar las infraestructuras productivas colectivas de Aponte”, asegura Wuasikamas.

Esta iniciativa es la principal fuente de sustento del pueblo inga de Aponte, en sus inicios se comenzó a comercializar en el municipio de Pasto y para el año 2019 abrieron una tienda en Bogotá, que se encuentra ubicada en La Candelaria. Un lugar que, además de evidenciar una valiosa historia de superación del conflicto armado, cuenta con la cosmovisión y hospitalidad de esta comunidad que atiende a los visitantes.

Debido a que este proyecto es un ejemplo de resiliencia y reconciliación, que ha generado transformaciones significativas para los ingas y mejorado su calidad de vida;  el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD, otorgó a Wuasikamas el Premio Ecuatorial en 2015, en reconocimiento a su compromiso con la construcción de paz. 

Actualmente,  la comunidad produce cerca de 320 toneladas de café al año, su producto que se caracteriza por su aroma, textura y sabor, factores con los que han logrado llegar a países como  Asia, Europa y Estados Unidos. Si usted desea conocer más sobre este emprendimiento puede consultar el siguiente enlace: Wuasikamas 

 

Por: Jennifer Cristancho Medina – Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here