En el resguardo indígena la Gabriela se está incentivando la producción de panela

Esta nueva infraestructura utiliza como materia de combustión, los residuos de la caña de azúcar después de la molienda, conocidos como el bagazo de caña.

0
308
Foto: CAM

Con el propósito de incentivar la producción de panela de manera sostenible y amigable con el medio ambiente, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM, construyó un horno ecoeficiente para la elaboración de este vital alimento en la sede de la Asociación Indígena Vidalia Cachaya del resguardo la Gabriela de Neiva.

Este proyecto de producción más limpia, contempla una estructura que utiliza como materia de combustión, los residuos de la caña de azúcar después de la molienda, conocidos como el bagazo de caña.

Le puede interesar: ¿Podrán nuestros jóvenes campesinos detener la migración a las ciudades?

Este proyecto de alto impacto ambiental y social beneficia a 21 familias que integran la Asociación Indígena Vidalia Cachaya del Resguardo la Gabriela de Neiva, cuyo sustento principal se deriva de la producción y comercialización de la panela.

Cuatro veces más

La hornilla ecoeficiente tipo CIMPA alcanza una producción de al menos 120 kilogramos de panela por hora, lo que representa un incremento en la producción de cuatro veces comparada con la de un horno panelero tradicional, que producen 30 kilogramos de panela por hora.

“Esta optimización en la producción de panela se debe a la mejora de los procesos termodinámicos del horno, pues permite aprovechar de manera eficiente el calor generado durante la combustión del bagazo de caña, reduciendo considerablemente las emisiones de gases a la atmosfera debido a que la eficiencia térmica del sistema llega al 40 por ciento”, explicó Fredy Medica Arce, profesional del programa de Producción Sostenible de la CAM.

Este sistema no solamente permite incrementar la producción, sino que también logra que el horno sea amigable con el medio ambiente, pues al funcionar con los residuos generados en el proceso de producción de la panela, no utiliza la madera como fuente primaria de combustión.

“En caso de necesitarse madera, solo requiere consumos de 0.1 kilogramos de leña como material de combustión por cada kilogramo de panela producido, que comparado con los dos kilogramos de leña que se empleaban en un horno tradicional para producir un kilogramo de panela, el ahorro de leña es importante y valioso”, destacó el funcionario.

Esta nueva infraestructura reduce la presión sobre los bosques naturales o relictos de bosques o cobertura vegetal de la zona.

Fuente: Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here