Caminemos la palabra, para sembrar la esperanza de la paz

Este es un llamado del Consejo Regional Indígena del Cauca, para que se le dé cumplimiento integral a la implementación del Acuerdo de Paz y un mensaje sobre la importancia de la madre tierra.

0
376
Consejo Regional Indígena del Cauca -CRIC

Los humanos son un ser entre todos los seres vivos del planeta y tienen la función otorgada por todas las leyes naturales y sagradas de la madre tierra: cuidar, proteger, salvaguardar el equilibrio y la armonía del cuerpo espiritual y cuerpo físico, de la familia, la comunidad, de los pueblos y la sociedad para vivir en feliz convivencia.

Hoy, los humanos han desconocido las leyes naturales de la madre tierra y por ello se han convertido en seres insensibles a la vida de nuestros semejantes, egoístas, prepotentes, codiciosos, violentos y perversos, y así poder mencionar muchos otros caracteres de la descomposición humana.

Le puede interesar: Las Redes Solidarias del Común que se tejen entre el campo y ciudad

Esto con el tiempo ha llevado a los grupos armados a comenzar guerras, tanto militares, económicas y biológicas, que a su vez configuran el proyecto de la muerte humana. Como evidencia está la aparición del virus COVID-19, el cual ha ocasionado miles de muertes en todo el planeta.

Este virus ha puesto en jaque el modelo de la acumulación económica, política y social del desarrollo humano: “el capitalismo salvaje”. Las filosofías y formas de vida que han nacido y permanecen en el pensamiento cosmogónico de los pueblos ancestrales.

Pueblos como: los afros e indígenas, campesinos, sectores populares, de los movimientos sindicalistas, obreros, estudiantes, jóvenes, mujeres, ambientalistas, entre otros, y de todos aquellos que sueñan con un mundo mejor.

Es posible, una orientación y la reconfiguración de la vida social, política, económica y cultural de los pueblos y sociedades, para el buen vivir de los seres humanos del país y el planeta.

Este también es un llamado al Gobierno Nacional, para que le dé cumplimiento integral a la implementación del Acuerdo de Paz que se firmó en la Habana entre el Gobierno y las FARC, en donde se dejó claro la política en el marco del Capítulo Étnico.

El pueblo espera que el gesto y la posibilidad que el Gobierno Nacional ha dado para restablecer nuevamente acercamientos y conversaciones con los actores armados al margen de la ley en concordancia con el decreto 601 del 28 de abril de 2020.

Mediante el cual el Presidente de la República autorizó al Alto Comisionado para la Paz para que verifique la voluntad real de paz de los grupos armados organizados– GAO, sea una política clara y seria de cara al país que explore caminos políticos para la salida negociada del conflicto armado en Colombia.

El Consejo Regional Indígena del Cauca, hace un llamado para que igualmente el Ejército de Liberación Nacional –ELN, como gesto de buena voluntad extienda el cese unilateral de fuego que dio hasta el 30 de abril de 2020 y de esta manera haya acercamientos y señales de las partes que puedan comenzar nuevamente a caminar la palabra por el sendero de la paz.

Los pueblos indígenas sueñan con un territorio nacional, sin paramilitares, guerrillas, narcotráfico y de igual manera buscar fórmulas políticas para avanzar hacia el establecimiento de una democracia sólida, que garantice la vida, la convivencia, el trabajo, la justicia, la igualdad, el conocimiento, la libertad y la paz para toda la sociedad colombiana.

Por: Jessica Beltrán. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here