El Campesino: las necesidades y la nueva tecnología propician cambios

0
1942

campesinoEl aumento de páginas de este semanario estuvo entre dieciséis y veinte y estaba conformado por tres secciones fijas: una de información general y orientación editorial, es decir, páginas que recogían información de todo el país sobre temas relacionados con la economía, la política o los hechos internacionales; otra, de servicios, divulgación y conocimiento de nuevas técnicas que informaba sobre servicios que prestaban organizaciones como el ICA  o la caja de Crédito Agrario, además de publicar las nuevas técnicas para mejorar los cultivos o la cría de  ganado; y la tercera, de variedades y desarrollo, que consistía en la divulgación de campañas para el mejoramiento de ambientes familiares. Esta última sección era producida en un 80% por los propios campesinos, mientras las dos primeras eran elaboradas por redactores de planta y colaboradores permanentes. El campesino llegó a tener corresponsales en 19 ciudades y en 722 poblaciones. Aunque el periódico estaba dirigido hacia los campesinos, también abordaba temáticas que tenían que ver con las decisiones tomadas en las grandes ciudades del país o los hechos sucedidos en el ámbito nacional e internacional.

Durante los primeros años de circulación, el periódico tuvo varios cambios tanto en su formato como en el uso de los colores y la tipografía. Dos años después de su fundación, se amplió el formato y empezaron a trabajarse varias páginas a color. En 1960 entró en circulación la primera edición en tamaño universal, similar al periódico El Tiempo. La experiencia en el uso de las tintas permitió que el semanario utilizara varios colores en fondos y titulares, esto hacía que los artículos fueran un poco más llamativos a los ojos de los lectores y así se propiciara un interés mayor por la lectura.

campesino
Voceador de prensa

Posteriormente, se presentaron diferentes transformaciones en el diseño y en la diagramación, algunos de estos cambios generados a partir de peticiones y propuesta de los mismos colaboradores del periódico. En general las modificaciones obedecieron a la adquisición de nuevas tecnologías para la impresión y a las nuevas necesidades de los usuarios. Con la compra de una nueva rotativa en 1967, El Campesino, de manera paulatina, pasó al uso de la impresión offset mejorando en forma notable la calidad; hacia finales de 1974, la totalidad del periódico se imprimía a color con la mencionada tecnología.

La publicidad en las páginas del periódico tenía que ver al inicio con la labor desarrollada por las Escuelas Radiofónicas de ACPO, pero se vincularon empresas como seguros Bolívar, chocolate Corona, o cigarrillos Pielroja, entre otras, que pautaban de manera constante. Algunos programas de Radio Sutatenza eran patrocinados, por eso aparecían también avisos en el periódico como el publicitado en 1960, donde el logotipo de Texaco acompañaba el siguiente mensaje: Radio Sutatenza invita a Uds. A escucahr los siguientesprogramas patrocinados por Texaco Petroleum Company” y a continuación estaban los horarios de los programas culturales. A medida que el periódico alcanzó mayor presencia nacional, la publicidad aumentó. Así mismo, la vinculación de ACPO con instituciones del Estado permitió que estas pautaran para promocionar o divulgar sus servicios. Ese fue el caso de ICA, el Incora y la caja de Crédito Agrario.

Autor: José Arturo Rojas M.
Fuente: Boletín Cultural y Bibliográfico No. 82, Biblioteca Luis Ángel Arango.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here