Campesinos caqueteños son ejemplo ante el cambio climático

Un territorio con gente que le apuesta a la paz con su entorno natural. Esta fue la reflexión que giró en torno a las Escuelas Agroecológicas del proyecto Amazonía Joven en zona rural del departamento del Caquetá.

0
608
Por: Lorena Reyes Quintero. Facilitadora proyecto Amazonía Joven.

Para llegar a La Chipa, zona rural del Caquetá, se puede acceder de dos formas, vía terrestre y fluvial. La primera opción parte desde el municipio de Florencia dos horas hasta llegar al municipio de Puerto Rico, posteriormente la salida es en un campero que tarda de cuatro a cinco horas en llegar a su destino y que es preciso separar el pasaje con mucha anticipación, pues, es el único carro durante el día que sale hasta el lugar.

Por vía fluvial, se parte desde Florencia tres horas hasta llegar al municipio de Cartagena del Chairá vía terrestre, y luego, una única canoa sale y tarda de tres a cuatro horas en llegar.

Cualquiera de las dos opciones repercuten en un viaje largo, pero para quienes gustan de la aventura se encontrarán con hermosos paisajes y quedará encantados por la calidez de la gente.

Le puede interesar: En canoa y a caballo Edgar viaja para vender sus productos y cumplir sus sueños

El Proyecto Amazonia Joven con el apoyo financiero del Fondo Europeo para La Paz de la Unión Europea y Fundación Bolívar Davivienda, junto con sus operadores: Acción Cultural Popular – ACPO, Corpomanigua y Diócesis de San Vicente del Caguán, ha desarrollado tanto en La Chipa como en lugares aledaños como Miraflores Alto, Parcelación Bolivia, Palestina, Bajo Palermo y Camelias, acciones significativas con comunidad campesina con las Escuelas Agroecológicas desde hace más de un año.

Para esta ocasión, se visita a las comunidades con el taller de formación en “Cambio Climático”. Mediante actividades lúdicas las personas reflexionaron e identificaron las razones por las cuales existe un contraste entre las estaciones durante el año actual y el de hace cincuenta años atrás y cómo lo han padecido año tras año.

El aumento de zonas deforestadas, los pesticidas, la extensión de zona ganadera que ha afectado la tierra, la falta de inversión para explorar otras alternativas, ausencia de educación para el desarrollo sostenible y algunos hábitos diarios, están entre las razones que han contribuido a que año tras año la época invernal o de verano se padezcan cada vez con más fuerza.

El reconocimiento de la interacción entre hombre-naturaleza-sociedad en una única casa, el planeta Tierra, permitió la iniciativa de la comunidad campesina de adquirir el compromiso de deforestar menos y reforestar más, en especial a las orillas del rio Caguán; además de reutilizar objetos que pueden tener un servicio diferente a la inicial sea para sí mismo como para un vecino, evitar el uso de elementos desechables, pesticidas, entre otros.

Por: Lorena Reyes Quintero. Facilitadora proyecto Amazonía Joven.

Por: Lorena Reyes Quintero. Facilitadora proyecto Amazonía Joven.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here