Carta del campo: En Caquetá las clases regresan a la presencialidad

La Institución Educativa Rural Las Lajas ubicada en la inspección de Yurayaco en el municipio de San José de Fragua, Caquetá, se prepara con las debidas adecuaciones del centro educativo para sus 51 estudiantes matriculados en la modalidad de internado, y 157 en la modalidad de clases normales.

0
151
Foto por: Sandra Liliana Riaño.

El proyecto Pescado para el Desarrollo financiado por Caritas Noruega, beneficia a 300 jóvenes de ocho Instituciones Educativas Rurales del Caquetá, entre ellas la  I.E.R San Luis, I.E.R Villa Hermosa, I.E.R. La Rastra, I.E.R Puerto Manrique, I.E.R Jorge Eliecer Gaitán, I.E.R Savio Caldas, I.E.R. El Salitre y la I.E.R Las Lajas.

Un proyecto que  busca impulsar la economía del Caquetá, apoyando a la población campesina  por medio de procesos productivos en torno a la pesca responsable y ecológica. Además de  fortalecer el liderazgo del campesinado colombiano mediante espacios para la educación, formación y capacitación pertinentes, orientados a su dignificación, inclusión y desarrollo. 

No ha sido fácil poder llevar a cabo las actividades planteadas a lo largo del proyecto debido al cierre de clases presenciales en todas las Instituciones Educativas, sin duda alguna era una situación que nadie se esperaba vivir y que desde el 2020 le ha tocado afrontar al mundo entero.

En el mes de enero del año 2021, la Institución Educativa Rural Las Lajas que participa en esta gran oportunidad llamada Pescado para el Desarrollo, ubicada en la inspección de Yurayaco en el municipio de San José de Fragua, se vio golpeada fuertemente por esta pandemia, cobrando la vida de su secretaria y dejando en muy mal estado de salud a su Rectora Efigenia Alviz Torrez, la cual con el apoyo de su familia, de personal médico y de los miembros de la I.E.R logró vencer esta dura prueba y salir victoriosa.

Hoy en día está rectora, que es reconocida por su gestión y  amabilidad, se encuentra nuevamente a la cabeza de esta Institución Educativa Rural, que con los días se fue deteriorando por la falta de uso de sus instalaciones.

La Rectora Efigenia Alviz Torrez se encuentra realizando las adecuaciones necesarias para abrir el 3 de mayo las puertas nuevamente a sus estudiantes para que continúen su proceso de formación por medio de la alternancia. Cabe aclarar que se está esperando la aprobación de los protocolos de bioseguridad por parte del Ministerio de Salud, para lograr cumplir esta meta y poder recibir a los estudiantes, con todas las medidas de seguridad pertinentes para  proteger sus vidas.

Con la ayuda de padres de familia, estudiantes y personal de la I.E.R, se ha instalado el lavamanos portátil, se han hecho adecuaciones y arreglos a los salones y a las áreas administrativas. Igualmente, se han adquirido elementos como jabón, tapabocas, alcohol y pendones de información requerida.

Actualmente el Colegio cuenta con 51 estudiantes matriculados en la modalidad de internado y 157 en la modalidad de clases normales, en la propuesta presentada por la Rectora se espera iniciar con los estudiantes de formación tradicional donde un 50 % asistirá una semana y el otro 50% asistirá la otra, con el fin de cumplir con el aforo permitido.

Esto sería favorable para el desarrollo de las actividades del proyecto ya que permitirá tener más acercamientos con los jóvenes y trabajar de forma más activa su proceso de formación. Y así, culminar sus cursos, aclarar dudas y realizar seguimientos de forma efectiva, puesto que debido a la zona, el tema de conectividad es bastante complejo. 

 

Por: Sandra Liliana Riaño. Facilitadora educativa del proyecto Pescado para el Desarrollo.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here