Carta del campo: Miradas desde adentro, entre el río Tuira y el río Paya

En la zona ubicada entre estos dos ríos se cuentan las historias de vida que fueron marcadas por el conflicto armado. Estos territorios que actualmente cuentan con participación del proyecto MIA, narran desde lo más profundo de Colombia lo que hace parte de la memoria colectiva.

0
165
Foto por: Cultour Panama - https://bit.ly/3ebFJ8o

¨Lo que más recuerdo es el agua del río Tuira que es caliente y la del Paya que es fría, mi comunidad queda en medio de estos dos ríos, pero la entrada está ubicada en la entrada del Paya, por eso se llama Boca de Paya. Es una comunidad conformada principalmente por personas de una misma familia, casi todos son descendientes de los apellidos Uñapa y Bailarín. 

En esta pequeña comunidad recuerdo que había, antes que yo me viniera; aproximadamente 20 casitas hechas de tablas de madera de bálsamo y hoja de Iraca en los techos; allí recuerdo que siempre han vivido mis abuelos, mis tíos, hermanos, primos, nietos, sobrinos… desde que tengo memoria. En la actualidad todavía vive allí mi madre, mis hermanas y mis sobrinos ̈.

Ella es Marisol Nipicay una excombatiente de las Farc-Ep de 27 años, que se fue para la guerrilla porque pensó que era la mejor oportunidad de cambiar el destino de su vida. Durante 8 años estuvo en la guerra, conoció los azares de lo inhóspito, en medio de selvas profundas del Tapón del Darién; supo del dolor y las penurias que trae la lucha armada. Hoy después de cuatro años de la firma del acuerdo de paz, así recuerda su comunidad: 

“Vengo de la comunidad indígena Embera, ubicada en Panamá en la frontera con Colombia, cuando tu llegas a la comunidad con lo primero que te encuentras es con la cancha de fútbol, es por eso que la mantienen muy organizada y limpia; la cancha sirve de punto de encuentro, allí realizan muchos eventos entre las comunidades de la zona. Después lo que ves es la escuela y el comedor comunitario hechos en madera por las mismas personas de la comunidad; están construidos estratégicamente en la parte alta de la comunidad. En una especie de montañita que permite desde allí divisar toda la comunidad, las casas, los ríos y la cancha. 

Extraño de mi comunidad los trueques que se pueden hacer por comida o productos de cualquier tipo. Allá es fácil cambiar ñame, plátanos, pescado o lo que sea por ropa o cosas que una necesite. La vida es más fácil, a mí me gustaría volver, pero no he podido porque para llegar hasta allá tengo que sacar el pasaporte”.

El río Tuira está localizado al extremo este de Panamá, específicamente en la provincia de Darién y en la Comarca Emberá-Wounaan. Este río nace en el área montañosa del Tapón del Darién y conforma parte de la frontera entre Colombia y Panamá. Su importancia radica en sus afluentes porque conectan las localidades selváticas de la provincia. Es considerado uno de los medios de comunicación fluvial en la provincia, ya que permite el paso de pequeñas embarcaciones a través de las ciudades de La Palma, Chepigana y El Real de Santa María.

Lugares geopolíticamente estratégicos por el control territorial que históricamente se han disputado los grupos armados, convirtiendo a los niños, niñas, jóvenes, hombres y mujeres de estos territorios en las principales 

Memorias narrativas como esta buscan visibilizar el liderazgo de las mujeres excombatientes y de comunidades aledañas afectadas por el conflicto armado en el norte del Chocó.

Actualmente más de 50 mujeres de municipios como Riosucio y Carmen del Darién, se encuentra realizando los cursos formativos de las Escuelas Digitales Campesinas – EDC de Acción Cultural Popular, a través del proyecto Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente – MIA, que llegó a Chocó y Caquetá gracias al compromiso del Fondo Europeo para la Paz de la Unión Europea, la Registraduría Nacional y la Diócesis de Caquetá. 



Por: Juan Esteban Moreno. Facilitador del proyecto MIA.

Editor:  Karina Porras Niño. Periodista – Editora.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here