Carta del Campo: Mujeres que son madres y padres merecen doble homenaje

En Tres Esquinas del Caguán, Caquetá gracias al proyecto de Escuelas Digitales Campesinas Leidy Cabrera ha encontrado una oportunidad para dar continuidad a sus estudios y mejorar así su calidad de vida y la de sus hijos.

0
183
Foto por: Lorena Reyes

Esta es la historia de Leidy Yineth Cabrera Garzón, una joven valiente que despierta cada día con una gran sonrisa ganando el corazón de quienes le rodean en Tres Esquinas del Caguán. Tiene veintisiete años de edad, es madre cabeza de familia de tres hermosos niños quienes son la fortaleza de su alma para sortear las múltiples facetas de la vida y no desfallecer ante cualquier tempestad, siempre lleva el pan a casa con el gran amor que solo una madre puede brindar a sus hijos.

Le puede interesar: La lucha constituye la genética de las mujeres rurales

Son la inspiración y motivación a buscar nuevas oportunidades para crecer, y con la llegada del Proyecto Amazonía Joven con proceso educativo de alfabetización digital de Escuelas Digitales Campesinas llevado a cabo por Acción Cultural Popular vio la oportunidad perfecta para fortalecer el conocimiento del uso de herramientas TIC. Este es el relato de Leidy:

“Estoy aprendiendo mucho sobre el Internet, sobre lo que tiene, sobre lo que nos puede beneficiar y gracias a ello he aprendido mucho para poder educar mis hijos” “yo jamás había cogido un computador…eso me ha ayudado mucho para entender cómo es que ellos deben hacer sus trabajos.

Me ha servido para abrir mi mente, para querer estudiar, porque ahora quiero estudiar una carrera, acá en nuestro pueblo de Tres Esquinas del Caguán no se favorece mucho para estudiar, gracias a ustedes que nos han dado la oportunidad de este programa hemos encontrado que podemos estudiar a distancia así por Internet y es buenísimo porque muchos padres de familia que no podemos estudiar, que somos madre y padre a la vez…”

Este tipo de testimonios son un ejemplo de que como Leidy existen muchas más madres jefas de hogar que desean una oportunidad para poder pensar en que puede ser una realidad continuar su crecimiento, ya no solo para ellas, sino también para sus hijos. Por eso ser padre y madre es una labor aplaudible que merece ser homenajeada doblemente.

Este relato se realizó en marco del proyecto Amazonia Joven, liderado por Corpomanigua, el Vicariato de San Vicente del Caguán y Acción Cultural Popular – ACPO, con financiación del Fondo Europeo para la Paz de la Unión Europea en Colombia y la Fundación Bolívar Davivienda.

Por: Lorena Reyes Quintero. Facilitadora Proyecto Amazonía Joven.

Editor: Lina María Serna López. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here