Carta del Campo: Reflexión sobre la última libertad humana

Sí, es verdad nuestra vida está llena de tropiezos, dificultades problemas y gente difícil a nuestro alrededor, pero, así y todo, nadie nunca nos podrá arrebatar “la última libertad humana”.

0
281
Foto: Dévé

Hace ya muchos años escuché una frase que aún hoy recuerdo con nitidez:

“El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en la búsqueda de nuevos paisajes, sino en aprender a mirar con nuevos ojos”. Esta frase es del escritor Francés Marcel Proust.

Después de un tiempo, la relacioné con otra frase ya popular que dice que lo importante no es lo que te pasa sino como actúas frente a lo que te pasa. Tú decides, es tu libertad sentirte como quieras, nadie más que tú puede tomar esa decisión, y entonces pensarás:

– ¡Pero como me voy a sentir bien si este señor o esta señora no hace sino mortificarme la vida!

– Mi jefe es un patán y me hace trabajar horas extras, nada le gusta, no me deja en paz y además no me paga lo justo.

– ¿Cómo me voy a sentir feliz con todas estas deudas, si no tengo ni para pagar el arriendo?

Sí, es verdad nuestra vida está llena de tropiezos, dificultades problemas, gente difícil a nuestro alrededor. Pero, así y todo, aunque estemos en la condición más miserable, nadie nunca nos podrá arrebatar lo que Victor Frankl llamó “la última libertad humana”.

Le puede interesar: Esta es mi historia de vida en el campo

Viktor Frankl fue un neurólogo y psiquiatra austríaco, fundador de la logoterapia. Sobrevivió desde 1942 hasta 1945, es decir tres largos años en varios campos de concentración nazis, incluidos Auschwitz y Dachau que fueron los peores.

Éste maravilloso ser humano con su libro “El hombre en busca de sentido” nos aporta una historia de vida que le permitió luego consolidar su forma de terapia y ayudar así a mucha gente.

Hoy lo he traído a nosotros a través de algunas de sus frases célebres, el afirma que “Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas –la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino para decidir su propio camino”. También escribió:

 «No hay nada en el mundo que capacite tanto a una persona para sobreponerse a las dificultades externas y a las limitaciones internas, como la consciencia de tener una tarea en la vida».

Y ese hecho de tener una razón en la vida es la que nos da la fuerza para continuar, pueden ser nuestros seres amados que confían en nosotros y nos esperan, puede ser escribir un libro, sembrar un jardín o un bosque entero, pueden ser las personas que podemos ayudar con nuestros saberes, no lo sé, lo que si se es que cada uno, podemos crear una motivación que sea el motor de avance en el diario trasegar y somos libres para amargarnos por todo lo que no nos sale bien o aprender a ver y valorar todas las bendiciones que recibimos a diario.

¿Qué decides? ¿Cómo quieres que sea tu día hoy?

Por: Emilce López. Reportera rural de Silvania.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here