Carta del campo: Superávit de las palabras, déficit de sensibilidad

Esta es la carta de Santiago Espinosa, un estudiante de noveno grado de la Institución Educativa Rafael García Herreros en Medellín que invita a los colombianos a tomar acción frente a las necesidades del país.

0
188

Es bastante frecuente observar multitudes marchando, publicando y creando carteles descomunales mostrando grandes crisis ambientales, intentando dar a conocer que el planeta pasa por una crisis ambiental buscan que las personas muestren siquiera un ápice de interés hacia la iniciativa para conseguir un mundo mas sano en base de bellos discursos y frases celebres encontradas en Internet.

El panorama extrañamente, tiende a cambiar cuando el tema principal deja de ser el cuidado del ambiente y la ola de atención pasa a ser cualquier nuevo acontecimiento, se deja el asunto a un lado a la espera que aparezca una nueva tendencia porque eso es lo que mueve a las personas, siempre se tiende a seguir la cadena social buscando incansablemente la aceptación de el vulgo.

Le puede interesar: Carta del Campo: Rionegro, el pequeño lugar de la belleza

Así pues, lo normal ahora es tener personas con un interés tan intermitente como su mentalidad, incapaz de tomar una decisión propia y sensibilizarse verdaderamente con el bienestar del planeta abandonándolo ante la insensatez del hombre que solo muestra interés por aquello que tiene en frente y se niega a ver mas, que no piensa en las posibilidades y en las consecuencias y no duda ante la idea de pasar por encima de todo por su propio beneficio, acaso ¿El fin justifica siempre los medios?   

Luego actúan sorprendido frente aquellas noticias de desastres ocasionados por el hombre dando palabras de apoyo hacia los afectados, demostrando una hipocresía en masa se la pasan cometiendo errores y de cara a los daños lo único que entregan son palabras de lastima, y si se hubiera actuado diferente, si se hubiera pensado en las consecuencias, si hubieran visto más que solo lo que tienen en frente. Lo más probable es que aquellas palabras no serian necesarias.

El problema no es la falta de información, lo que se necesita es la capacidad de actuar en lugar de hablar. Si se demuestran tantas acciones como palabras estaríamos muy por encima de la expectativa de cualquiera así que ¿Estáis dispuestos actuar tanto como habláis?

Por: Santiago Espinosa Restrepo. Estudiante – Institución Educativa Rafael García Herreros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here