Cartagena del Chairá conserva una maravilla natural, el río Caguán

El municipio utiliza su majestuosa inmensidad como vía fluvial de transporte con rutas navegables, beneficiando la economía de toda la población ubicada en la riviera del río Caguán.

0
146

Cartagena del Chairá es un municipio del departamento del Caquetá heredero de una selva milenaria y encantadoras llanuras. Es reconocido por sus ríos y paisajes, por eso atrae la atención de muchos turístas que se van enamorando por medio de la esplendorosa magia natural hidrográfica, que despliega una red de comunicación, dando vida una diversidad de ecosistema selvático que impacta nuestra naturaleza colombiana.

Uno de los principales afluentes del departamento es el río Caguán, que pertenece a la cuenca amazónica colombiana y es de gran importancia en esta zona de nuestra geografía. Este río es un espléndido espejo de agua que se desgrana desde el Cerro de Paramillo donde llega medir tres metros de ancho. Se encuentra situado en la cordillera oriental, realiza un recorrido de 700 kilómetros, pertenece en su totalidad al departamento de Caquetá, y finaliza su curso donando sus aguas al río Caquetá, a través de una desembocadura que supera los 20 metros.

Le puede interesar: Cartagena del Chairá: vivir de la leche en un puerto olvidado

Este importante cauce conecta con tres lagunas de gran tamaño e importancia, la Laguna del Chairá, en donde abunda la orquídea, la Laguna de Yaicoge y la Laguna la Playa Verde.

El municipio utiliza su majestuosa inmensidad como vía fluvial de transporte con rutas navegables, beneficiando la economía de toda la población ubicada en la riviera del río Caguán. Además, el río ha sido protagonista de los procesos de colonización de la selva desde el siglo XVI hasta la actualidad, que extiende el uso del suelo agrícola dentro de la selva.

En las riberas del río Caguán han estado habitadas por indígenas desde tiempos antes de la conquista española, principalmente la tribu huitoto. Su selva ha presenciado todo el proceso de colonización hasta la actualidad donde presta sus suelos para la agricultura moderna.

El río Caguán conserva una corriente que atraviesa toda una selva donde los árboles se elevan buscando el cielo y las tortugas salen en las tardes a calentarse en sus riberas, logrando una vida agradable conformada a través de su naturaleza.

Por: Andrés Yesid Ramírez. Facilitador de ACPO en Caquetá.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here