Caucanas líderes en proyectos comunitarios en su departamento

Jóvenes colombianos contaron sus experiencias a través de sus proyectos tecnológicos, agrarios y educativos desde la cultura donde dos caucanas evidenciaron que las mujeres son un eje fundamental de la producción alimentaria.

0
463

El Seminario «Juventud, Comunicación y Transformación de País» a cargo de la Unión Europea se realizó el pasado miércoles y participaron jóvenes de Bolívar, Caldas, Cauca y Valle del Cauca, dejando claro que la juventud si está preocupada por el país, es por esto que sus proyectos  han sido creados para contribuir a la ruralidad de Colombia, y por supuesto, al trabajo colectivo que abre puertas nacionales e internacionales. 

Estos proyectos nacieron gracias a la iniciativa individual que luego conectó directamente con otro jóvenes y hoy son programas sólidos que se extienden a nivel nacional e internacional y han permitido crear una red que comparte conocimiento con otras regiones. Estas iniciativas se consolidaron con el apoyo y el acompañamiento de la Unión Europea.

Le puede interesar: Aguacateros del Cauca se capacitan en temas ambientales

Dos mujeres nativas del Cauca que se sienten orgullosas de ser jóvenes campesinas dejaron en alto el nombre de su departamento y lo importante que es el campo colombiano para la sostenibilidad del país. Ellas son Elizabeth Meneses proveniente de la vereda San Pedro del municipio de Timbío y Leydy Rosero del municipio de Sucre, quienes se han capacitado en la producción de café y hoy comparten estos conocimientos con familias campesinas, además,  generan un sentido de pertenencia a todos los jóvenes sobre su territorio.

Leydy Rosero

Leydy Rosero tiene 24 años; pertenece a la Asociación de Productores de Alimentos de Sucre – ASPROSUCRE, organización en sociedad con la Cooperativa del Sur del Cauca – Cosurca; también perteneció al proyecto de Alianzas Productivas en el 2018; y con el apoyo de la Unión Europea tiene una parcela de café orgánico y un beneficiadero.

Ella comentó en el seminario que gracias a la experiencia que ha adquirido en estos años ha podido desarrollar su proyecto de capacitación de agricultura orgánica en su municipio y hoy en día acompaña a 30 productores de café en todo el proceso de producción.

“Es importante la educación en la ruralidad, pero esta debe ser diferenciada, es decir, que no solo sea entregar información, sino que aporte a la afirmación de la identidad y  a la cultura desde la agricultura orgánica. Por otro lado, es necesario que los jóvenes del territorio tengan una inclusión económica con el fin de apoyar los emprendimientos familiares y asosiativos”, dice Rosero.

Rosero también señala que como joven y mujer rural es esencial para el desarrollo local  la valoración y visibilización de las mujeres del campo del Cauca reconociendo sus oficios y aportes a la construcción de la familia, a la sociedad y a la economía del país.

Elizabeth Meneses

Del mismo modo, Elizabeth Meneses que esta en la misma práctica de agricultura orgánica, pertenece al proyecto Jóvenes Cultivando Vida de la Federación Campesina del Cauca; es administradora de empresas agropecuarias y coordina el comité de jóvenes de la federación. Ella mencionó que a través del comité y el proyecto busca crear un complemento entre los saberes de la academia y los conocimientos de los jóvenes de su municipio, pues ambos son primordiales para el desarrollo local.

“Mi familia fueron los que me entregaron valores y principios que construyeron mi amor por el campo, mi sentido de pertenencia por el territorio; son estos los valores que se deben implementar al momento de elaborar una tecnificación, que no vaya en contra de nuestros principios o en contra de nuestra comunidad”, dice Meneses.

En el seminario, Meneses explicó que gracias a Jóvenes Cultivando Vida y a la Unión Europea son 650 familias que se están beneficiando al mejorar sus procesos de producción y apostándole a prácticas ecoamigables. Además, agregó que con el proyecto ha podido sacar adelante su emprendimiento de crianza de cerdos y ya cuenta con siete cerdas; “los emprendimientos de los jóvenes deben ser apoyados para que vean el campo como un generador de oportunidades y sostenibilidad económica”.

Tanto Rosero como Meneses destacaron que el Cauca es un departamento lleno de cultura, historia y tradición; con fuentes hídricas abundantes; 64% de población es rural que cultivan una diversidad de cultivos. 

Rescataron en el seminario que no esta mal que la juventud migre a las ciudades, pues entienden que no hay acceso a la educación superior en sus territorios, pero lo que consideran que no esta bien es el olvido de la tierras que los vio nacer. 

En la inauguración del evento, la embajadora de la Unión Europea, Patricia Llombart, habló sobre la importancia del rol de las mujeres en el desarrollo local y nacional, agregando que ”para eliminar la brecha de género no debemos ir en contra de nadie, se trata de trabajar juntos por la igualdad, pensemos ¿qué podemos hacer desde nuestra cotidianidad para promover la igualdad?”.

LLombart señaló que existen muchos emprendimientos en el país por parte de los jóvenes pero que lamentablemente no existe una divulgación de estos a nivel nacional e internacional, al no tener visibilidad es difícil que reciban un apoyo por agentes externos e imposible que sus acciones se extiendan por Colombia. 

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here