Claves para disminuir la lluvia ácida

0
4034
DYN02, BUENOS AIRES 27/06/2008, NIEBLA EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES. FOTO:DYN/RODOLFO PEZZONI.
FOTO:DYN/RODOLFO PEZZONI.

El Diccionario de la Real Academia Española, asegura que la definición de lluvia ácida es la precipitación en la atmósfera de las emisiones industriales de contaminantes ácidos”.

Por su pate, se habla de que es la mezcla del agua de lluvia con la contaminación ambiental o polución del aire. Por ende se trata de un fenómeno atmosférico que supone serios problemas para el planeta, tanto para toda la naturaleza como para las infraestructuras artificiales construidas por el hombre.

Causas de la lluvia ácida

Como bien se ha descrito anteriormente las causas de la lluvia ácida están directamente relacionadas con la contaminación. Algunas de las causas son las fábricas, la calefacción, las centrales eléctricas, los vehículos, entre otros.

Cabe resalta que la lluvia ácida se forma cuando el agua contenida en el aire, es decir la humedad, entra en contacto y se mezcla con los óxidos de nitrógeno, el dióxido de azufre y el trióxido de azufre.

Estos son gases que junto con el agua producen ácido sulfúrico, ácido sulfuroso y ácido nítrico, haciendo que la lluvia se torne más ácida de lo que ya es y, al caer, dañe el entorno en el que se encuentre. Le puede interesar: Las lluvias afectan más los cultivos de trigo

Efectos en la naturaleza

Los impactos negativos más importantes son :

  • Los ácidos que contienen sulfato en estas precipitaciones provocan un aumento del efecto invernadero.
  • La lluvia acidificada daña y deteriora la superficie de materiales, es decir tiene un efecto corrosivo sobre materiales como la madera, la piedra y el plástico, entre otros.
  • Acaba con la vida de microorganismos fijadores de nitrógeno, es decir que reducen el nitrógeno ambiental.
  • Daños importantes en la vegetación, en zonas forestales, selváticas, etcétera, de forma directa e indirecta.
  • Acidificación de las aguas terrestres, como ríos, lagos, mares y océanos.

 Cómo contrarrestar los efectos de la lluvia ácida

En este artículo también les contamos algunas medidas a tomar para evitar la lluvia acida y sus efectos negativos para el medio ambiente.

  • Reducir al máximo los niveles de azufre y nitrógeno en las emisiones de las fábricas, calefacciones, vehículos, etcétera
  • Impulsar el uso de vehículos privados, mercantiles, de los gobiernos y de transporte público con sistemas de gas natural, eléctricos y otras opciones alternativas.
  • Instalar en los vehículos un convertidor catalítico de tres vías, que ayuda a reducir las emisiones nocivas.
  • Reducir el consumo de electricidad en el hogar, por ejemplo no dejarse las luces encendidas o no usar calefactores.
  • Reducir el uso de sustancias químicas en los cultivos.
  • Añadir compuestos alcalinos en estanques, lagos y ríos para equilibrar el pH.
  • Plantar árboles.
  • Fomentar la educación entorno a los problemas medioambientales y sus causas, consecuencias y soluciones. Le puede interesar: Lluvia ácida

Autor: Camila Alvarado Caro, Estudiante de Comunicación Social – Periodismo.
Editor: 
Ana María Rizo Díaz- Periodista Editora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here