¿A qué sabe Colombia? Aquí te lo contamos

El Campesino.co con el especial 'Los sabores de mi tierra', te lleva por la ruta de los sabores tradicionales colombianos para recoger y reconocer nuestros ancestros, sus luchas, resistencias, y todo aquello que se ha tejido alrededor de la cocina colombiana.

5
1716

La cocina regional aún sobrevive. Su conocimiento –sin valorarse a menudo–  sirve para proteger el patrimonio cultural y gastronómico colombiano, pero también es una herramienta para recuperar los saberes tradicionales y defender a quienes la mantienen viva.

Con la extranjerización del paladar colombiano, la alta cocina le está ganando terreno a la cocina tradicional. A pesar de la intervención de algunas entidades, las plazas de mercado siguen sin contar con la infraestructura necesaria, y siguen sin ser consideradas como uno de los destinos gastronómicos internacionales del país. El Gobierno y los colombianos parecen no comprender la carga cultural, histórica y gastronómica que estos lugares tienen.

“La cocina criolla no ha sido asumida como debe haber sido asumida: como cultura, como identidad de este país, de regiones que tenemos, y porque la burguesía de aquí es extranjerizante y siempre le ha apostado a lo extranjero y sacrifica esas tradiciones culinarias”, asegura Miguel Abadía, chef criollo de la Plaza de Mercado de La Perseverancia.

Más que un llamado, ante la amenaza de la nueva tendencia alimenticia mundial, Abadía hace una invitación para salvaguardar el patrimonio culinario, pero también a proteger la cocina regional, y por ende, la identidad cultural.

Sin políticas públicas y sin espacios para la gastronomía tradicional

Aunque la cocina criolla no sea reconocida por sus comensales, sí lo está siendo por estudios culturales y antropólogos culinarios, que están asumiendo la cocina tradicional como un punto de partida para nuevas investigaciones y la creación de otros platos.

Como resultado de la mezcla de raizales y extranjeras, Colombia cuenta con una gran diversidad cultural reconocida en toda Latinoamerica, un calificativo que otorga en términos recetarios, un amplio patrimonio culinario sin un reconocimiento adecuado a nivel interno, como si sucede en otros países de la región.

“En otros países de Latinoamérica la cocina tradicional y las plazas de mercado son portadores de esas tradiciones. Son respetados y reconocidos y tienen el mismo reconocimiento de un chef de alta cocina. Antes el cocinero de alta cocina va a aprender de la tradición, en cambio aquí, la cocina tradicional es vista despectivamente”, agrega Abadía.

Según el chef criollo, la gastronomía carece de políticas públicas y estrategias que visibilicen la cocina tradicional del país. También, se hace necesario recuperar la presencia de la comida regional en las plazas de mercado, como escenarios para visibilizar los sistemas ancestrales de producción agrícola, pesca artesanal y todos los ingredientes que representan bienes y referentes de la identidad cultural.

Identidad indígena y campesina a través de la alimentación

Ante ese panorama, El Campesino.co con el especial ‘Los sabores de mi tierra’, te lleva por la ruta de los sabores tradicionales colombianos para recoger y reconocer todos aquellos platos típicos de la gastronomía del país, y cuyas prácticas culinarias nos llevan, no solo a pensar en comida, sino en nuestros ancestros, sus luchas, resistencia, y todo aquello que se ha tejido alrededor de la comida colombiana.

Se trata de un especial producto de un ejercicio de investigación orientado a resaltar y reconocer prácticas gastronómicas de la zonas rurales del país. El objetivo es hacer una reflexión acerca de la importancia de conocer la riqueza agrícola de nuestro territorio, a partir de los alimentos que preparamos y consumimos cotidianamente.

El trabajo de investigación que se logra en la primera entrega lo adelantó la Fundación Artística y Cultural Cacique Tundama que en los próximos días dará a conocer 5 de las recetas incluidas en el recetario ‘Los sabores de mi tierra’, prácticas gastronómicas tradicionales de la  zona rural del municipio de Duitama.

Cada entrega incluye la receta, acompañada de la historia de vida de la portadora de este conocimiento, la trayectoria histórica de cada plato y la ubicación en el municipio. A continuación el nombre de las recetas que podrán preparar en su casa y disfrutar en familia en los próximos días.

  • Pepes o indios
  • Sopa de chorotas
  • Arepas liudas
  • Mazamorra dulce
  • Mazamorra chiquita

Por: Andrés Neira (Periodista) y Fundación Artística y Cultural Cacique Tundama.
Editor: Mónica Lozano. Periodista – Editora.

5 Comentarios

  1. […] “A veces uno recibe dos o tres semillitas y ahí uno las siembra y, en la primera cosecha, apenas uno coge unas poquitas y nada para comer, pero ya la segunda hay más y así…eso lleva tiempo”. Imposible no dejar de pensar en todo el amor y la paciencia que alimenta ese proceso de reproducción de la vida. (Le puede interesar: ¿A qué sabe Colombia? Aquí te lo contamos) […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here