Colombia le apuesta a prohibir la experimentación cosmética con animales

El proyecto de ley 120 del 2018 que busca prohibir la experimentación con animales en la industria cosmética, fue aprobado en segundo debate de la Cámara de Representantes y solo le quedan dos debates para que se consolide como una Ley aprobada por el congreso.

0
414
Foto por: El Tribuno

La experimentación con animales es un actividad realizada desde hace más de 10 siglos con el objetivo de  evidenciar y aclarar fenómenos biológicos relacionados con el ser humano. Entre los animales más utilizados en este tipo de investigaciones se encuentran los primates, gatos, perros, reptiles, ovejas, cerdos, ratones y conejos, cuya vida se supone menos importante en tanto son reunidos en grandes cantidades para implementar pruebas que pueden llegar a quitarles la vida.

Una de las industrias que realiza este tipo de experimentación es la industria cosmética  mediante pruebas como el Test de Draize, en el que se aplica una determinada sustancia en los ojos y piel del animal para medir el grado de irritación y los demás daños que pueda causar. Igualmente el LD50 “Dosis Letal” en el que los animales son obligados a ingerir una sustancia determinada para medir el envenenamiento potencial a corto plazo.

Le puede interesar: Cremas a base de aguacate como alternativa productiva

Teniendo en cuenta que estos experimentos no evidencian un marco de ética profesional y que en el caso de la industria cosmética existen otras posibilidades para medir los efectos secundarios de los determinados productos, en Colombia se aprobó en segundo debate a principios del mes de abril el proyecto de ley que prohíbe el uso de animales en pruebas cosmetológicas. Así mismo, se brindará apoyo en la realización de una investigación que permita identificar nuevos materiales que eviten la explotación en dichos experimentos científicos.

Se trata de la Ley 120 de 2018, la cual busca reglamentar en el país todo lo relacionado con la producción, investigación y comercialización de productos cosméticos, de aseo y absorbentes; prohibiendo el uso de animales en el proceso de indagación para la elaboración de los productos. De igual manera, se pretende potenciar el uso del sello “No probado en animales” en los productos que adquieran los colombianos, como una estrategia de visibilización de la apuesta por la protección de los animales.

Cabe mencionar que este proyecto de ley representa un importante avance institucional en lo que respecta a medidas comprometidas con el desarrollo sostenible. Ahora solo restan dos debates más para que se logre convertir en ley aprobada por el Congreso, organismo que ha demostrado voluntad política para apoyar esta iniciativa.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here