Continúa crisis del café con pérdidas para caficultores colombianos

Los departamentos líderes en producción de café, han comenzado a pensar que el cultivo perteneciente a la historia de Colombia, no está siendo rentable para sus hogares ya que el precio luego de dos años y medio sigue en decadencia.

0
225
Foto: El Confidencial

La valorización del café colombiano ha sido impuesto por las alzas y bajas de la Bolsa de Nueva York, que hasta el presente han sido niveles cada vez más bajos. Esto representa para el campesinado del país que producen toneladas de café una deuda que se convierte en impagable. Cada pequeña ganancia de los caficultores es destinada al pago de préstamos a entidades bancarias que manejan tasas de interés muy elevadas.

Departamentos como el Huila, reconocidos por ser sólidos en la producción de café en las últimas décadas, han comenzado en la actualidad a redistribuir sus tierras, con el propósito de adaptar ciertas hectáreas a nuevos cultivos como el aguacate hass e incluso a dar paso a la ganadería y así, pagar  las deudas que les ha dejado la producción de café.

Le puede interesar:Producción nacional de café aumentó 14,6% al inicio del 2019

Según la bolsa de Nueva York, el precio de la libra de este grano se encuentra por debajo del dólar ($3.101 pesos colombianos). Desde hace dos años y medio, el índice económico del café a subido en algunos momentos, pero ha sido insignificante, comparado a las bajas del precio, poniendo así la situación económica de los cultivadores en estado de crisis. 

El Gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, afirmó que “es el momento en que Colombia tiene que tomar una medida urgente, y que es de tratar de sacar a sus cafeteros para ponerlos en un plano distinto para concentrarnos en dos cosas: una de calidad y el cumplimento para llegar a aspirar a que nos paguen un precio justo”.

La crisis ha llegado a tal punto que, el Ministerio de Hacienda expuso que se reactivará el apoyo directo al precio del café dada las circunstancias. Para esto, el Ministerio dispondrá de los recursos no ejecutados del año pasado en el Plan Semilla  que alcanza los 95  mil millones; de esta manera, elevar el precio del café y contribuir a la desestabilidad económica de los caficultores.

Por otro lado, la Federación Nacional de Cafeteros está gestionando con el Banco Agrario nuevas formas y oportunidades que faciliten a los caficultores el pago de sus deudas.

Vélez, informa a la opinión pública que es necesario que Colombia tome una posición estratégica que dé garantía a los caficultores de seguir produciendo, y una de las formas, es establecer un precio fijo a nivel internacional de café colombiano; también mencionó, la necesidad de basar el precio del Café a una bolsa diferente a la de Nueva York.

Según la Federación Nacional de Cafeteros, son más de 550.000 productores afectados por la caída del grano. Los caficultores seguirán a la expectativa de estas gestiones para solventar sus problemas con entidades bancarias y considerar si el café llegará en algún momento a ser rentable teniendo en cuenta que la producción aumentó este año.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here