Comunidad rural en el encuentro internacional Hijos de la Madre Tierra

0
1272

IMG_0779

En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la comunidad rural, los pueblos indígenas y comunidad en general se encuentran durante el programa internacional Hijos de la Madre Tierra en Uribía la Capital Indígena de Colombia

Por: Érika Correa, facilitadora EDC- La Guajira

Los pueblos indígenas son parte de la comunidad rural, aquella que se identifica por su oferta de recursos naturales. Sus habitantes logran desarrollar un sentido de pertenencia al territorio tal, que se disponen a construir una sociedad sobre la base de dichos recursos. Recursos que son objeto de protección, restauración y conservación a partir del programa Hijos de la Madre Tierra.

Este programa social, concebido y dirigido por el Embajador Mundial de la Paz, William Soto Santiago y ejecutado por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, busca aportar soluciones y promover la participación ciudadana en acciones por un desarrollo. Este debe incluir lo rural en búsqueda de un futuro sostenible que garantice la continuidad de la vida de los seres humanos en armonía con nuestra Madre Tierra.

El principio ético fundamental que orienta el programa internacional Hijos de la Madre Tierra es el reconocimiento universal de la Madre Tierra como un ser vivo. Esto no es un concepto nuevo. Nuestros pueblos originarios nativos y la comunidad rural en los diferentes continentes así lo consideran. Por ello cuidan, protegen, respetan y honran a la Madre Tierra, un amor que se da no solo en zona rural.

¿Qué esperamos los pueblos del mundo, y en especial de las Américas, para reconocer, respetar y proteger los Derechos de nuestra Madre Tierra? Ella, así como tiene vida, tiene sus propios ciclos y leyes naturales. Lo paradójico es que la Madre Tierra ha estado sometida a las decisiones o acciones inescrupulosas de los seres humanos. Se supone que en un mundo rural, debemos ser nosotros los llamados a sujetarnos a esas leyes, pues la Madre Tierra existió primero y el ser humano proviene de ella.

Transcurrió el evento con gran esplendor y con exposición de artesanías y diseños ecológicos, participación de comunidades rurales, indígenas y comunidades nacionales e internacionales. ¡La Madre Tierra no solo existe en la zona rural, cuidémosla!

*Este es un texto generado a partir del trabajo de las Escuelas Digitales Campesinas de Acción Cultural Popular- ACPO, que buscan promover el liderazgo del campesinado colombiano a través de procesos de educación, formación y capacitación, orientados a su dignificación, inclusión y desarrollo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here