Comunidades rurales siguen reforestando bosques amazónicos en época de pandemia

Comunidades rurales de Caquetá que participan del proyecto Amazonía Joven, financiado por el Fondo Europeo para la paz de la Unión Europea, han decidido distribuir actividades entre familias de varios lugares para que, durante la pandemia y aislamiento por la Covid-19 puedan seguir reproduciendo semillas nativas de árboles que reforestarán la Amazonía. Así dicen no a la deforestación en este pulmón del mundo.

0
3792
Foto por: Daimer Fernando Losada. Periódico El Campesino.

En el departamento del Caquetá, un territorio rico en diversidad de especies animales y vegetales, el proyecto Amazonía Joven, junto a las comunidades rurales continúan en su trabajo por la conservación del bioma amazónico. Reproducen semillas de árboles nativos de la región para reforestar los bosques y garantizar la seguridad alimentaria de sus hogares.

Estas actividades, antes de la cuarentena por la  Covid-19, eran realizadas por 118 personas participantes del proyecto Amazonía Joven en cuatro custodios de semillas ubicados en Puerto Rico, Cartagena del Chairá y San Vicente del Caguán; específicamente en las veredas Miraflores Alto, Miraflores Bajo, El Café y Palermo Bajo.

A causa del aislamiento preventivo y la normatividad para evitar la propagación del virus, los participantes ahora continúan con la reproducción de semillas en sus hogares aprovechando las especies de sus fincas. Mientras tanto, para cuidar los procesos adelantados en los custodios, cada semana dos participantes de cada  familia van a estos espacios a realizar actividades de riego, siembra, recolección de semillas, y abono orgánico. 

Le puede interesar: Así fue la primera clase virtual en La Chipa, Caquetá en época de pandemia

¿Qué son los custodios de semillas en el proyecto Amazonía Joven?

Es una estrategia ambiental que incentiva la conservación, recuperación de los bosques y  la soberanía alimentaria desde el rescate de semillas nativas, la siembra y el consumo de lo local. Desde el año 2018 se han construído estos espacios que cuentan con los siguientes áreas: área de germinación, área de crecimiento, área de reciclaje, caballones, composteros, lombricompost, pacas biodigestoras y terrazas.

Junto al equipo de Amazonía Joven, los 118 participantes se han formado en fabricación de abono orgánico, manejo de hortalizas, construcción de huertos, reproducción de semillas y plaguicidas orgánicos. Herramientas que son funcionales para trabajar en unión con la naturaleza sin perjudicarla. 

“Es una idea muy bonita, antes nosotros era tumbe y tumbe arbolitos. Ahora miramos qué árbol es y cómo cuidarlo. Un trabajo que realizamos en comunidad”, dice  Rosa Raigoza de la vereda  Miraflores Alto en Puerto Rico, Caquetá.

Es estos cuatro custodios las comunidades rurales de la Cuenca Media del Río Caguán han conseguido reproducir árboles de cedro, achapo, marfil, pata de vaca, samán, castaños, chipo y cultivar diferentes tipos de hortalizas y vegetales. 

Comunidades rurales diciendo no a la deforestación en Caquetá 

Cabe resaltar que desde el 2018 la deforestación se convirtió en masiva en el departamento del Caquetá. De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – IDEAM, la deforestación a finales de 2018 en la Amazonía correspondía a un 75, 5%; mientras tanto, en el primer trimestre del 2019, se redujo a un 57, 7%. 

Aunque es vital la reducción de la deforestación; el daño ambiental es de un nivel muy alto al perder más de 24 mil hectáreas de bosque entre el 2018 y el 2019. En función de fortalecer la Amazonía; los cuatros custodios cuentan en el día de hoy con 7.945 plántulas que crecen sanas y tendrán como destino final los bosques ubicados en la cuenca media del río Caguán, embellecer los parques de los centros poblados, fortalecer los sistemas productivos y reforestar yacimientos de agua y quebradas. 

Esta estrategia del proyecto Amazonía Joven no solo contribuye a la conservación de la Amazonía colombiana, sino que permite llevar a cabo procesos significativos para la comunidad como lo son espacios de formación ambiental y productiva, organización de los territorios y formación de líderes que han creado comités ambientales en las Juntas de Acción Comunal – JAC de los centros poblados. 

Estos logros han sido posibles gracias a la financiación del Fondo Europeo para la Paz de la Unión Europea, que se encuentra comprometido por la construcción de paz, la reconciliación, el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad económica de territorios vulnerables en Colombia. Así mismo, el proyecto ha sido implementado por la Corporación Manigua, Acción Cultural Popular y la Diócesis de San Vicente del Caguán. 

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Comunicador proyecto Amazonía Joven en Caquetá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here