Continuos incendios afectan gravemente el Páramo de Sumapaz

En menos de ocho días el Páramo de Sumapaz, uno de los ecosistemas más importantes del país, se ha visto afectado por dos incendios que han arrasado con casi 2.500 hectáreas. Situación que representa una gran pérdida y que invita a los colombianos a proteger estos espacios vitales para el equilibrio ecológico.

0
354
Foto por: Aída Avella - https://bit.ly/2SADm2o

El Páramo de Sumapaz, considerado el más grande del mundo, cuenta con una extensión de 333.420 hectáreas de las cuales sólo 142.112  se encuentran protegidas bajo la figura de Parque Nacional Natural Sumapaz. Este tesoro natural que abarca los departamentos de Cundinamarca, Meta y Huila; es uno de los ecosistemas más importantes del país, pues se encarga de la regulación hídrica de las cuencas altas de los ríos Tunjuelo, Sumapaz, Blanco, Ariari, Guape, Duda y Cabrera.

Lamentablemente, a principios del mes de febrero del presente año este ecosistema se vio gravemente afectado tras un incendio que duró cuatro días y que arrasó con un total de 2.000 hectáreas de vegetación típica según lo confirmó Parques Nacionales Naturales de Colombia. Un daño casi irreversible si se tiene en cuenta que los frailejones tienen un crecimiento muy lento, lo que representa grandes pérdidas y futuras afectaciones para la vida humana, animal y vegetal.

Le puede interesar:  Abren centro de investigación para la protección del frailejón

De acuerdo con el cuerpo de bomberos y gracias a la colaboración de la comunidad para atender el incendio, se logró la liquidación y control de 3 focos principales: El Clarín, la Senda del Oso y Lagunitas. Sin embargo, este martes en horas de la tarde un nuevo incendio se presentó en la parte alta de la vereda El Dorado en el municipio de Guamal, Meta. Situación que pone en alerta a las entidades competentes y a los habitantes aledaños al Páramo de Sumapaz.

Cabe mencionar que, aunque la disminución de lluvias y las fuertes temperaturas son las principales causas de este tipo de incendios, la irresponsabilidad de algunos habitantes y visitantes contribuye a que estas situaciones  se presenten con mayor frecuencia y con mayor alcance. Pues según la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR en el lugar se han evidenciado conductas inadecuadas.

Entre las que se encuentran la realización de quemas o fogatas, la asistencia en grupos mayores a los que puede soportar el ecosistema,  y la presencia y abandono de objetos cuyo material es plástico o vidrio. Aspectos que se deben evitar rotundamente para aportar así a la protección y conservación de espacios que son vitales para el equilibrio ecológico.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here