Control de arvenses en el cultivo de yuca y plátano implementando las BPA

Estudiantes del del Técnico en Agropecuaria y Transformación de Alimentos de San Vicente del Caguán, desarrollaron un proyecto que busca fortalecer la productividad de los cultivos de yuca y plátano mediante el control de la maleza sin el uso de agroquímicos.

0
227
Foto por: México Tierra Gloriosa - https://bit.ly/2Kkxjgf

Las buenas prácticas agrícolas – BPA  es el nombre que reciben una serie de actividades y prácticas aplicadas a la producción de frutas, hortalizas y demás cultivos, encaminadas a asegurar la calidad del producto entregado al consumidor. Estas se encuentran asociadas a un desarrollo sostenible en búsqueda de que la producción agrícola sea amigable con el medio ambiente.

Los estudiantes del instituto técnico de la Ciudadela Juvenil Amazónica Don Bosco, estamos realizando un control de arvenses también conocidos como maleza,  de forma manual y mecánica al cultivo de pancoger, enfocado en yuca y plátano. Esto, haciendo uso de herramientas como azadones, machetes y guadaña con el objetivo de no usar productos agroquímicos y así mismo, hacer una mínima intervención a la capa superficial del suelo al ejecutar métodos de conservación.

Le puede interesar: Proceso de almidón de yuca genera empleo en el Caquetá

Lo anterior, utilizando los residuos vegetales como coberturas del mismo, favoreciendo la retención de humedad en beneficios del sistema de producción, que permite reducir los impactos negativos que las malas prácticas generan a nuestro ecosistema. De igual modo, el control de arvenses en el cultivo de yuca es primordial en sus primeras etapas de crecimiento debido a que si no se realiza puede causar una reducción en el índice de productividad de hasta un 50%, principalmente por la competencia de luz, agua y nutrientes que las plantas generan entre ellas mismas.

Respecto al cultivo de plátano, la “época crítica de competencia” se encuentra entre la siembra y los primeros seis meses de edad; donde se recomienda realizar un manejo adecuado durante todo el ciclo de producción. Pues las malezas o arvenses afectan directamente la producción y sólo pueden ser cuantificables al momento de la cosecha. En conclusión, es importante la implementación de las BPA en los sistemas de producción debido a que nos permite reducir los riesgos ambientales y contribuir a la inocuidad de productos libre de moléculas químicas que pueden ser consumidos con tranquilidad por las personas.

Por: Edgar Guaca, Jefferson Moreno y Jonny Mora. Estudiantes San Vicente del Caguán

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here