Coronavirus: panorama de precios y abastecimiento en el país

Frente a la crisis que ha supuesto la llegada del Covid-19 al país, es imperativo monitorear la oferta de alimentos en cadenas de abastecimiento, así como los protocolos sanitarios que permitan la contención del virus.

0
790
Foto por: Lina María Serna. Periódico El Campesino.

Durante la semana del 16 al 23 de marzo, ingresaron 11.314 toneladas de alimentos a la Central de Abastos en Bogotá, lo que representó 3.564 toneladas por encima del promedio, que son 7.750 toneladas para un día similar.

De acuerdo con el reporte de la central mayorista, hay buen movimiento de  productos como pescado de rio, mar y cultivo, plátano, yuca, papa criolla, arveja verde seca, papaya, acelga, Lechuga, huevo, pepino, curaba, ahuyama, guanábana, naranja, banano, mora de castilla, pitahaya, queso campesino papa común, lulo, mandarina, mango y uva tienen una buena oferta en la central de abastos.

Le puede interesar: Se aprobó Proyecto de Ley que busca promover la producción y consumo de panela

Reporte de abastecimiento en otras ciudades

Villavicencio

En la capital de Meta se siguen presentando precios altos para algunos productos dado el incremento en la demanda, a lo que se sumó las menores labores de recolección por la menor disponibilidad de mano de obra durante el fin se de semana de puente festivo.

De esta forma, se incrementaron los precios del pepino cohombro, el tomate y la cebolla cabezona blanca, mientras que bajaron los del pimentón y la cebolla junca. En el caso del pepino, ingresó producto procedente de la Sabana de Bogotá, así como de Ubaque, Fosca, Guayabetal y Quetame (Cundinamarca), donde hubo poca recolección y además se destinó una mayor cantidad de producto hacia la capital del país. El kilo se vendió a $2.875, lo que representó un alza del 30,68%.

Por otro lado, desde Fosca, Fómeque, Cáqueza (Cundinamarca), llegó una mayor cantidad de pimentón, lo que ocasionó el descenso en la cotización del 14,04%. En el grupo de las frutas se observaron incrementos en los precios mayoristas de la guayaba pera y el limón común, mientras que bajaron los de la mandarina. El alza de la cotización del limón común estuvo asociada con la baja cosecha que se está presentado en la región del Ariari, sumado a la alta demanda del producto. El kilo se vendió a $3,767, lo que representa un incremento del 25,56%.

De otra parte, en los tubérculos se presentaron alzas en las cotizaciones mayoristas de la papa criolla y los plátanos hartón verde y guineo. Para el plátano hartón verde, el aumento fue del 35,71% y obedeció a las menores labores de recolección en la región del Ariari. El kilo se vendió a $1900. Para el caso de la papa criolla se registró un aumento del 30,00%, el kilo se vendió a $2.600, ya que se redujo el ingreso desde Une y La Calera. En cuento al plátano guineo el precio sube un 32,61%, el kilo se vendió a %$.542.

Por el contrario, la arracacha fue el único producto en este grupo que bajó de precio, lo hizo en un 14,16%, a pesar que fue baja la oferta desde Fosca, Cáqueza, Ubaque (Cundinamarca), hubo una menor demanda el día de hoy. El kilo se vendió a $2.425.

Pasto

La falta de mano de obra para la recolección y el menor abastecimiento ocasionaron alza en los precios de algunos productos, como lo son la cebolla junca, la zanahoria, la arveja verde en vaina y el maracuyá.

En el caso de la cebolla junca, sigue siendo poca la mano de obra para las labores agrícolas, lo que ha causado la disminución de la recolección en la zona rural de Pasto. El kilo se vendió a $2,056, representando un incremento de 32,14%. Igual situación se presentó para la zanahoria oriunda de Túquerres (Nariño), donde el precio subió en un 31,63%, el kilo se vendió a $1.033.

Así mismo, y por la poca mano de obra, la cotización mayorista del maracuyá, que llegó desde El Peñol (Nariño), registró un alza en su cotización del 10,17%, ofreciéndose el kilo a $3.611. En contraste, bajaron los precios de la cebolla cabezona blanca, la habichuela y la granadilla, la mayor oferta desde las distintas zonas productoras ocasionaron este comportamiento. En el caso de la granadilla se contó con una mayor cantidad desde El Peñol y Córdoba (Nariño), generando que los precios cayeran en un 29,03%, el kilo se vendió a $2.444 y en de la habichuela lo hizo desde El Peñol y Consacá (Nariño), lo que provocó una reducción de 29,51% en las cotizaciones y se vendió el kilo a $2.867. En cuanto a la cebolla cabezona los precios bajaron en un 13,79%, el kilo se vendió a $868.

Cali

En el grupo de las frutas frescas subieron los precios de las cebollas cabezona blanca y junca, el fríjol verde, la lechuga Batavia, el pepino cohombro, el pimentón, la remolacha, el tomate y la zanahoria.

En el caso de la cebolla junca, subió el precio de la procedente de Aquitania (Boyacá), pues no ingresó desde Tenerife, en la zona rural de El Cerrito (Valle del Cauca). Lo mismo sucedió con la  cebolla cabezona, pues se contó con menos producto desde el altiplano cundiboyacense. El kilo se vendió a $1.997, lo que representó un alza del 95,47%.

Para las frutas, se dieron aumentos de las cotizaciones mayoristas de la granadilla, la guayaba pera, los limones (común y Tahití), el lulo, el maracuyá y la mora de Castilla. En el caso de la mora, el incremento fue de 42,86%, vendiéndose el kilo a $4.000. Lo anterior se debe al aumento de la demanda, unido a la disminución de la oferta del producto procedente de San Bernardo (Nariño).

Por último, se incrementaron los precios del plátano hartón verde y la papa negra. En el caso de la papa negra se registró un descenso en el abastecimiento desde las zonas productoras de Ipiales (Nariño), pues no todos los transportadores están laborando. Igualmente, llegó una menor  cantidad de plátano hartón verde desde Armenia (Quindío); el kilo se negoció a $1.500, lo que representó un alza del 15,38%.

Costa Caribe

En Valledupar la comercialización de productos agroalimentarios de primera calidad fue lenta y no se reportó ingreso de alimentos desde Santander. Igual situación se registró en Cartagena, donde se dio un menor ingreso de productos ante la menor disponibilidad de transporte desde las zonas de producción, que se unió al menor flujo de compradores.

En contraste, en Barranquilla hubo gran variedad de alimentos frescos de primera calidad, procedentes de diferentes regiones productoras de Colombia, como Antioquia, los Santanderes, el Altiplano cundiboyacense, Córdoba, Valle del Cauca, Bolívar y Magdalena, a lo que se sumó una mayor asistencia de compradores en horas de la madrugada.

En el caso de las verduras, se dieron alzas en los precios de la cebolla cabezona blanca, la lechuga Batavia, la remolacha, el tomate y la zanahoria, mientras que únicamente bajó el de la habichuela. Para la remolacha, las cotizaciones aumentaron 50,60% en Barranquilla, 26,26% en Santa Marta y 21,05% en Valledupar. En la capital de Atlántico se observó una contracción de la oferta procedente del altiplano cundiboyacense, y en la de Magdalena se reportó una menor producción en Tunja y Sogamoso (Boyacá). El kilo se vendió a $2.386 y a $2.083, respectivamente.

En cambio, bajó el precio de la habichuela en Barranquilla debido al incremento de su oferta en la madrugada, procedente de Santos y Girón (Santander), donde se intensificaron las labores de recolección, lo que generó una reducción del 14,82%; el kilo se vendió a $2.981. Por su parte, en Cartagena hubo pocas ventas porque llegaron pocos compradores, lo que hizo que los precios de la habichuela cayeran en un 41,18%, el kilo se vendió a $2.500.

Respecto a las frutas, aumentaron las cotizaciones de la mora de Castilla y el limón común. Para la mora, en Barranquilla y Cartagena el alza estuvo asociada al menor ingreso desde Piedecuesta (Santander), donde hubo menor recolección. En esta última, el alza fue del 20,45% y el kilo se vendió a $5,300. El limón común en Barranquilla aumento sus precios en un 52,28%, el kilo se vendió a $6.250, debido a que llegó una menor cantidad desde Magdalena.

También se registraron alzas en los precios de la yuca y la papa negra. En el caso de la yuca, en Cartagena hubo una alta demanda del producto, a lo que se sumó la menor recolección en Moñitos, Chinú (Córdoba) y San Onofre (Sucre). Allí el kilo se vendió a $875, representando un incremento de 20,69%. En Sincelejo subió el precio 25,0% y el kilo se vendió a $656; esto obedece a que los cultivos establecidos en los Montes de María están pasando por un periodo de baja producción.

Fuente: Ministerio de Agricultura y DANE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here