Corporaciones regionales liberan y reubican fauna silvestre en el Meta

Luego de ser víctimas del tráfico ilegal, 105 especies fueron recuperadas y rehabilitadas en el Huila para ser trasladadas posteriormente al departamento del Meta. Algunos especímenes lograron su rehabilitación total y otros no debido a las secuelas del cautiverio.

0
349
Foto por: Cortesía de Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM)

98 especies de fauna silvestre que se encontraban en recuperación y rehabilitación en el departamento del Huila desde el 2020, fueron trasladadas y devueltas en los primeros días de febrero del presente año, a su hábitat natural en los Llanos Orientales, y siete especies fueron reubicadas en la misma zona. 

Esta acción fue posible gracias al trabajo articulado entre la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) y la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena). Las corporaciones liberaron ochenta y cinco Tortugas Morrocoy, seis Guacamayas Cari Secas, dos Tortugas Sabaneras, tres Pecaríes y dos Turpiales. Además, reubicaron siete especímenes entre primates y aves. 

Le puede interesar: CORPOCALDAS recibió ejemplares de fauna silvestre incautada por su tráfico ilegal

Los ejemplares de fauna se encontraban en proceso de rehabilitación y recuperación como consecuencia de diferentes operativos de rescate por tráfico ilegal, decomiso o entregas voluntarias, que realizó la CAM junto con la Policía y el Ejército. “Una vez ingresaron a la corporación, los especímenes se trasladaron al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la CAM donde fueron examinados por médicos veterinarios y biólogos para luego dar inicio a su proceso de rehabilitación que les permitiera ser liberados en su medio natural”, explicó Luisa Fernanda Jaramillo, bióloga de la CAM.

A pesar del arduo trabajo realizado para que todas las especies retornaran a sus hábitats naturales, algunas se encontraban tan afectadas por las secuelas que les dejó el cautiverio, que no fue posible proceder a su liberación. Un ejemplo de este caso, es un Mono Araña y algunas aves que debido a su alto grado de domesticación, no completaron satisfactoriamente su rehabilitación, por lo que fueron reubicados en el Bioparque Los Ocarros de Villavicencio, Meta como la mejor opción para su bienestar.

Este traslado y la liberación en la Reserva Natural Yurumí en Puerto López, Meta de los demás especímenes de fauna mencionados anteriormente, fue posible gracias a la colaboración de Cormacarena.

Por: Isabella Durán Mejía. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here