Cristianos constructores de unidad

0
979

Cristianos llamados a ser humildes, dulces y bondadosos. Una vez más, el papa Francisco invito a los cristianos a que rechacen los celos, las envidias y las luchas. 

cristianos unidos

Por Jonathan Alexander Rozo García 

«Cristianos, trabajen por la unidad», este es el constante llamado del papa Francisco en sus recientes homilías en la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. De este modo, el Papa ha querido resaltar el saludo de Jesús a sus discípulos: “Paz a vosotros” para descubrir que con este saludo Jesús “crea un vínculo”, un vínculo de paz. Un saludo que “nos une para hacer la unidad del espíritu”. Así pues, si no hay paz, si no somos capaces de saludarnos en el sentido más amplio de la palabra, tener el corazón abierto con espíritu de paz, “nunca habrá unidad”.

Así mismo, el espíritu del mal siembra guerras, celos, envidias, luchas, chismorreos… son cosas “que destruyen la paz y por lo tanto no puede ser la unidad”. Pero ¿Cómo es el comportamiento de los cristianos constructores de unidad, para encontrar esta paz? las claves están en las palabras de San Pablo: ‘comportaos de forma digna, con humildad, dulzura y bondad’.

Humildad: no se puede dar la paz sin humildad. Donde está la soberbia, hay siempre guerra, siempre el deseo de vencer sobre el otro, de creerse superior, de menospreciar al otro. «Sin humildad no hay paz y sin paz no hay unidad”, afirma el pontífice

Dulzura: se ha “olvidado la capacidad de hablar con dulzura, sino que nuestro modo de hablar es gritarnos. O hablar mal de los demás… no hay dulzura”. La dulzura, para el cristiano, “tiene un núcleo que es la capacidad de soportarse recíprocamente”: como lo afirma San Pablo. Es necesario tener paciencia, “soportar los defectos de los demás, las cosas que no nos gustan”, incluso se estaría haciendo una obra de misericordia espiritual.

Bondad: corazón grande, «corazón grandioso que tiene capacidad para todos y no condena, no se encoje en las pequeñeces, hay lugar para todos». Y esto hace el vínculo de la paz, éste es el modo digno de comportarse para hacer el vínculo de la paz que es creador de unidad, pero como cristianos siempre con la ayuda del Espíritu Santo.

Los cristianos deben ayudar a construir la unidad con el vínculo de la paz

Finalmente el Papa Francisco destaca  “el modo digno de la llamada que nos hace Dios dentro de la Iglesia”: ser constructores de unidad en medio del mundo actual. A través del cultivo de la humildad, dulzura y bondad. Como tarea el Papa ha invitado a releer el capítulo XIII de la Carta a los Corintios que nos “enseña cómo hacer lugar al Espíritu, con qué actitudes nuestras, para que Él haga la unidad”

«Esta es la unidad que Jesús ha pedido al Padre por nosotros y que nosotros debemos ayudar a hacer esta unidad, con el vínculo de la paz. Y el vínculo de la paz crece con la humildad, con la dulzura, con el soportarse recíprocamente y con la bondad”, finaliza el papa Francisco.

papaunidad1

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here