Deforestación en Putumayo afecta seguridad alimentaria de los habitantes

En el municipio de Puerto Asís se encontró una pérdida forestal de más de 23.000 hectáreas en el bosque natural fragmentado que afectaría principalmente la seguridad alimentaria de los habitantes del territorio.

0
202
Foto por: Unimedios

En el municipio de Puerto Asís, Putumayo, se evidenció que entre 2001 y 2013 el bosque natural fragmentado de la llanura amazónica  pasó de tener 33.279 hectáreas a 9.829 por procesos de deforestación.  La enorme pérdida de vegetación se confirmó gracias a un estudio realizado por Omar Leonardo Coral, magíster en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional, quien analizó el cambio en la cobertura mediante la metodología Corine Land Cover, basada en imágenes satelitales.

Entre los principales factores que la comunidad identificó como causantes de estos cambios se encuentran los efectos derivados de la implementación del Plan Colombia, que es un acuerdo bilateral entre Colombia y Estados Unidos con el objetivo de combatir el narcotráfico en el país. Así mismo el abandono institucional  hacia el sector rural y los pequeños productores, los elevados costos de producción para sus cultivos y los efectos del conflicto armado y social relacionados con el narcotráfico.

Le puede interesar: El pacto que busca frenar la deforestación y cuidar de los bosques

A partir de este estudio el investigador caracterizó dichos factores y encontró una relación directa entre las transformaciones del ecosistema y la seguridad alimentaria de los habitantes de la zona, afirmando que “Cualquier intervención humana en el ecosistema lo transforma radicalmente. El problema de esta transformación es que muchos de esos territorios aún son selva virgen, y por el afán de instalar cultivos ilícitos u otro tipo de explotaciones –como la extracción maderera– van ampliando la frontera agrícola sin medida”. Además encontró que la la fumigación con glifosato también ha afectado la sostenibilidad de los hogares.

En 24 núcleos familiares abordados durante el trabajo de campo la expansión agrícola fue el factor de mayor incidencia al cambio de cobertura vegetal, pues la presencia de cultivos permanentes abarca niveles altos entre 56% y 64 % mientras que la agricultura migratoria y la ganadería presentan los niveles más bajos entre 20% y 32 %. Del mismo modo, en un nivel intermedio se encuentran los procesos de colonización, transmigración y reasentamiento con el 36% y 40 % de los casos.

Por otro lado, en las imágenes analizadas entre 2001 y 2013 se evidencia también el aumento de cobertura de bosque natural denso que pasó de 15.172 hectáreas a 39.719, posiblemente por el proceso de regeneración natural de los terrenos que fueron abandonados. No obstante, el investigador afirma que ninguno de los núcleos familiares estudiados alcanza un nivel óptimo de seguridad alimentaria tanto por las transformaciones en el terreno como por la falta de acompañamiento a los proyectos de desarrollo rural.

Por: Karina Porras. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here