Desde el lunes le ‘debemos’ al planeta

0
1055

GFN_EOD_2016_square

La ONG Global Footprint anunció que desde el 8 de agosto los seres humanos habrán agotado la cantidad de recursos que el planeta puede renovar anualmente.

El 8 de agosto es el “World Overshoot Day”, algo así como el “Día de rebosamiento de la tierra”, fecha que Global Footprint creó para dimensionar que el nivel de consumo de la humanidad está fuera de control. Es una especie de anti celebración, pues muestra que se abusa de los recursos del planeta mucho antes de lo que este puede renovarlos. Esta ONG trabaja para calcular el impacto que tienen los seres humanos en los recursos del planeta.

Casi cinco meses antes del final del 2016, ya se acabó la asignación anual de recursos disponible. Eso quiere decir que, desde el lunes, los recursos que se usen son a manera de crédito y que la humanidad queda, una vez más, ‘sobregirada’ con el planeta. Un síntoma de alarma cada vez mayor, pues la fecha parece adelantarse cada año un poco más.

En el primer cálculo en 1987, el también llamado “Día del sobregiro” cayó el 19 de diciembre, con solo 12 días de saldo. Desde hace 20 años la fecha se adelantó dramáticamente, pasando de mediados de noviembre en 1995 a mediados de agosto en 2015. El aumento de la población y la reducción de recursos naturales son los mayores responsables.

Para calcular cuándo será el “Día del sobregiro” se contrasta la capacidad biológica de la Tierra con los recursos renovables que necesitan los humanos. Global Footprint recomienda a las personas intentar reducir su impacto ecológico, lo cual se logra más que todo evitando todo aquello que aumente las emisiones de carbono, que es básicamente el uso de energías no renovables (gasolina, electricidad, gas). Además, se deben preservar los recursos naturales como los bosques y oceános, que absorben esas emisiones. Vea: Cinco hábitos para ayudar al planeta

La situación es preocupante. No obstante, se espera que cambie radicalmente. En la pasada Cumbre de Cambio Climático de París, 200 naciones se comprometieron a reducir a cero sus emisiones y se espera que el futuro sea liderado por energías renovables como la solar y la eólica. Mathis Wackernagel, cofundador y CEO de la Red Global de la Huella Ecológica, dijo “la buena noticia es que esto es posible con la tecnología actual y financieramente conveniente con beneficios que superan los costos. El único recurso que seguimos necesitando es más voluntad política”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here