Día Mundial de las Ballenas y Delfines, un llamado a su protección

Las ballenas y los delfines son cetáceos que aportan significativamente al equilibrio de los ecosistemas marinos y a la mitigación del cambio climático. Sin embargo, se ven amenazados por la caza indiscriminada y la pérdida de su hábitat, por lo que son indispensables acciones que garanticen su vida.

0
216
Foto por: EL Madrynense - https://cutt.ly/km7lOuc

Cada 23 de julio se celebra el Día Mundial de las Ballenas y los Delfines, una fecha proclamada en el año 1986 por la Comisión Ballenera Internacional – CBI, con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de los cetáceos y la necesidad de implementar medidas para su protección. Así como un llamado a eliminar  la caza indiscriminada con fines comerciales o recreativos. 

De acuerdo con el Instituto de Conservación de Ballenas – ICB, los cetáceos cumplen un papel fundamental en la conservación de los ecosistemas marinos. Por ejemplo, los desechos de las ballenas fertilizan el fitoplancton, que es el principal alimento de pequeños crustáceos como el kril. Además, ayudan a combatir el cambio climático ya que cuando cumplen su ciclo de vida y mueren, se llevan consigo cerca de 33 toneladas de dióxido de carbono – CO2, evitando que salga a la atmósfera. 

Le puede interesar: Las ballenas jorobadas llegan al pacífico colombiano desde la Antártida

En cuanto a los delfines, estos animales controlan las poblaciones de peces y calamares. Y al ser mamíferos migratorios, logran distribuir cientos de nutrientes en los océanos, lo que mantiene el equilibrio de la vida marina. Los beneficios que ofrecen estos cetáceos no son sólo ambientales, pues el avistamiento mundial de estas especies es una actividad turística que genera aproximadamente 2.000 millones de dólares, así lo afirma la organización internacional ambiental Greenpeace. 

Sin embargo, ambas especies enfrentan grandes problemáticas como la caza indiscriminada, el cambio climático y la contaminación de los mares,  que actualmente ponen en riesgo su supervivencia. Según la CBI, al año mueren más de 2.500 ejemplares que son cazados de manera arbitraria para satisfacer principalmente la industria cosmética.

¿Cómo están estos cetáceos en Colombia? 

Cifras del Ministerio de Ambiente estiman que en Colombia hay 10 especies de ballenas y 12 especies de delfines, de los cuales por lo menos 3 se encuentran en riesgo de desaparecer. Tal es el caso del delfín rosado que habita en la Amazonía y Orinoquía, el cual fue incluido por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza – UICN, en la categoría de peligro de extinción debido a que enfrenta amenazas como la pérdida de su hábitat, la pesca incidental y perturbaciones acústicas.

Para su protección, el país cuenta con la Resolución 0787 de 1977, por la que el Instituto de Desarrollo de los Recursos Naturales Renovables – INDERENA veda la caza deportiva de mamíferos, aves y reptiles de la fauna silvestre.  

Así mismo, la Ley 557 de 2000, aprueba el acuerdo sobre el programa internacional para la conservación  de los delfines, que busca “reducir progresivamente la mortalidad incidental de delfines en la pesquería de atún y  encontrar métodos ambientalmente adecuados para capturar atunes no asociados con delfines”.



Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here