Día Mundial del Agua, el recurso más importante del planeta

Colombia es el tercer país con más agua en el mundo no obstante el recurso es distribuido de forma desigual, por lo que se hace un llamado a la reflexión sobre la importancia de los cuerpos hídricos para la vida humana y el desarrollo sostenible.

0
876
Foto por: GTOPIK

Con el objetivo de llamar la atención sobre la importancia y la situación del recurso hídrico en el mundo cada 22 de marzo desde 1993 se celebra el Día Mundial del Agua. Según datos de las Naciones Unidas más de 700 niños menores de 5 años mueren todos los días a causa de ingerir agua de mala calidad; el 80 por ciento de las personas  del mundo que viven en zonas rurales tienen que usar fuentes de agua que no es segura y los más pobres son los que más caro deben pagar por servicios de agua, saneamiento e higiene.

Teniendo en cuenta que el agua es un elemento esencial para la vida humana y el desarrollo sostenible por su papel clave en la reducción de la pobreza, la seguridad alimentaria y la sostenibilidad ambiental; las Naciones Unidas como cada año lanzan una campaña para la reflexión y la acción respecto a este recurso. Este año el tema es “No dejar a nadie atrás” basándose en el derecho al agua establecido en el año 2010 que  se refiere a esta como un derecho esencial para el pleno disfrute de la vida y del resto de derechos.

Le puede interesar: Huella hídrica: ¿Te has preguntado cuánta agua utilizas diariamente?

Históricamente y hasta el día de hoy miles de personas en todo el mundo resultan desfavorecidas respecto al acceso al agua a causa de motivos de discriminación como el género, la raza, la etnia, religión, discapacidad, situación económica y social, además de otros aspectos como degradación del medio ambiente, el cambio climático, migración y desplazamiento forzoso.

Panorama del agua en Colombia

Por su cantidad y diversidad de cuerpos hídricos Colombia se encuentra en el tercer lugar de los países con más agua del mundo según la Asociación Mundial para el Agua Global Water Partnership. A pesar de que aquí se concentra el 5% del agua total de la tierra, el país se encuentra en una situación preocupante de acuerdo con  los datos del Estudio Nacional del Agua 2018 donde se evidencia principalmente que pese a las distintas fuentes del líquido este es repartido de manera desigual afectando al 50% de los municipios de La Guajira, Magdalena, Cesar, Tolima, Bolívar, Quindío, Santander, San Andrés y Providencia y Valle del Cauca.

La inconsciencia de muchos colombianos  ha hecho que las cifras de daño irreparable continúen creciendo, pues la carga doméstica generada subió un 16% respecto a las de 2010 que era de 564.709 toneladas, es decir que ahora se están generando más de 655 mil toneladas. Igualmente, el uso de plaguicidas está impactando negativamente el suelo, el agua y los alimentos lo que conlleva a un aumento de los problemas de salud pública; los departamentos con el reporte más alto de plaguicidas fueron Cundinamarca con el 37,6%, Nariño con el 15,7% y Valle con el 14,1%.  Así mismo, actividades de explotación minera y  extracción petrolera contribuyen a la degeneración ecosistémica que garantiza la calidad y la conservación del agua.

Respecto al uso de este recurso el 66% lo utiliza el sector agrícola, el 22% la industria y el 10% es de uso humano y doméstico; cabe mencionar que el sector agrícola utiliza en un 90% aguas lluvia y el 10% sistemas de riego, especialmente para cultivos de caña, palma y plátano. Frente al sector energético el uso de agua se incrementó 17% respecto al 2016 lo que justifica  el crecimiento en el volumen de agua embalsada, la minería también incrementó el uso de agua. Por otro lado, el 95% de la industria utiliza fuentes de agua distintas a acueductos recurriendo al agua subterránea.

El uso adecuado del recurso hídrico es urgente pues solo el 2,5% del agua del mundo es consumible, encontrándose en ríos, lagunas, páramos y otros cuerpos de agua que están desapareciendo poco a poco. La reutilización del agua, la recolección de aguas lluvia, la vigilancia a las actividades amenazantes y la difusión de información útil sobre el correcto aprovechamiento del agua y las formas de protegerla son algunas de las estrategias con las que se puede contribuir a un desarrollo sostenible.

Por: Karina Porras. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here