Distrito de riego, una opción para impulsar la agricultura en el Huila

Santa María, Huila es un municipio ubicado en una zona montañosa, por lo que no cuenta con sistemas de riego que le facilite a sus habitantes cultivar la tierra. Por ende, la propuesta es instalar un sistema compuesto por una bocatoma lateral para captar el agua, conectado a una red de traslado y distribución del líquido.

0
320
Foto por: Portal Frutícola- https://cutt.ly/RkUcTSb

Un distrito de riego cuyo sistema funcionaría por gravedad mediante aspersión, microaspersión o goteo, contribuiría a abastecer a los campesinos de las zonas montañosas del país que afrontan problemas para rociar sus cultivos. Esta es la propuesta planteada por Javier Eduardo Bonilla, magíster en Ingeniería – Recursos Hidráulicos, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales.

El objetivo es que el agua llegue a las plantas en forma de lluvia localizada a través de un sistema compuesto por una bocatoma lateral para captar el agua de una fuente hídrica, conectado a una red de traslado y distribución del líquido. Esto, acompañado de los accesorios de control que permitirán un adecuado manejo del recurso hídrico.

Le puede interesar: Plan Nacional de Riego y Drenaje para la Economía Campesina

La investigación del proyecto se desarrolló en el municipio de Santa María, Huila que es una población constituída entre montañas con cascadas de hasta 90 metros de altura, miradores y el cañón del río Baché. Sin embargo, debido a su ubicación no se ha construido un acueducto efectivo que surta de agua a sus habitantes, y por ende, no hay sistemas de riego que les facilite el cultivo de la tierra.

“Al estar ubicada en la Cordillera Central, sus terrenos presentan pendientes muy altas, por lo que generalmente las fuentes hídricas están más bajas que los predios cultivables, aspecto que dificulta el acceso al riego en las fincas”, comentó Bonilla. Además, agrega que si se trabaja en esta zona por suplir el desabastecimiento de agua, se podría consolidar como un referente agrícola para el país.

Por esta razón, en su trabajo le apuntó a la modelación hidrológica, que es una representación simplificada de una cuenca hidrográfica (en este caso el río Baché) que permite entender el ciclo del agua. Asimismo, se realizó una modelación hidráulica simulando situaciones reales de proyectos, para desarrollar un distrito, a través de tres alternativas de riego: goteo, aspersión o microaspersión.

La modelación hidrológica se elaboró con el objetivo de evaluar si el río Baché cuenta con agua suficiente en cualquier época del año. Para ello, Bonilla realizó un estudio de delimitación del área total de la cuenca hídrica desde el nacimiento hasta el sitio de captación del distrito de riego. “Así es posible conocer la cantidad de agua que necesita la población para desarrollar sus actividades, de manera que a partir de un modelamiento hidráulico con tres alternativas de riego, se garantice que el río mantendrá un nivel de caudal constante, incluso en épocas de extrema sequía”, mencionó.

Respecto al modelo hidráulico, se evaluó y analizó el desempeño de tres opciones de cultivo: café, fríjol y granadilla. Como resultado se evidenció que el riego por goteo le permite al agricultor un mayor ahorro del agua por su eficiencia en la aplicación.

Por: Isabella Durán Mejía. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here