“Docencia rural en Colombia”, el estudio de desarrollo profesional de los docentes y directivos rurales

La Fundación Compartir presentó el estudio “Docencia rural en Colombia: Educar para la paz en medio del conflicto armado”, el cual da a conocer la lucha contra la violencia, la superación y la construcción de paz de los educadores en el país.

1
342
Foto por: David Mark - https://bit.ly/2zgMgsY

El estudio que empezó en el año 2018 directamente en las zonas con más altos índices de pobreza y conflicto del país, logró manifestar las verdaderas voces y silencios que deben soportar los maestros y maestras en los territorios rurales de Colombia.

Las escuelas que son parte fundamental y ejes centrales como desarrollo de la sociedad han tomado un protagonismo esencial para la construcción, producción y reproducción de conocimiento, respecto al impacto del conflicto armado que ha enfrentado el país por más de 50 años.

Los resultados y hallazgos que se dan en el análisis determinan que las verdaderas necesidades y procesos políticos que debe implementar el Estado, para ello Luisa Gómez, presidente de la Fundación Compartir afirma:

“Los aportes de política que se realizan desde los hallazgos del estudio apuntan a: i) la cualificación de los procesos de formación docente desde un enfoque de ruralidad; ii) garantizar la protección y atención psicosocial de los maestros y rectores en zonas de conflicto armado, así como el fortalecimiento de su desarrollo socioemocional y, iii) la creación de un plan de reconocimientos e incentivos para mejorar la calidad de la permanencia de los docentes y directivos docentes en zonas rurales”.

Le puede interesar: Leer y escribir, la ilusión de más de dos millones de colombianos

Así mismo, el estudio mostró la inequidad que existe tanto en la distribución de los docentes en zonas rurales y urbanas, como en la distribución de las sedes educativas, mostrando que para el año 2018 se encontraban vinculados 309.889 docentes, de los cuales el 34% (106,679) están en la zona rural y el 64% en zonas urbanas. 

En cuanto a las sedes educativas, Marcela Bautista autora de la investigación junto a Gloria González, afirma que “En el área urbana se encuentran 17.346 sedes educativas (32,5%), y en el área rural, 35.949 (67,5%). Esta última distribución refleja la alta dispersión que presenta la educación rural. Además, la mayor parte de las sedes rurales solamente ofrecen los grados de primaria (46,6%) y preescolar (37,5%), mientras que pocas ofrecen educación secundaria (8,4%) y media (5,1%), y solo 2,4% ofrece educación para adultos por ciclos”

De igual forma, la investigación menciona la importancia de las escuelas rurales como foco de las múltiples necesidades educativas del país, que son complementadas con alimentación, transporte a las sedes educativas, formación docente, y accesos a servicios básicos.

Si se desea conocer a profundidad el estudio realizado se podrá visualizar y descargar a través de la página web de la Fundación Compartir – Palabra Maestra: https://bit.ly/2nsD81s.

Acción Cultural Popular – ACPO, apuesta para la educación rural

La Fundación, que tiene como misión trabajar mediante programas y proyectos que mejoren la calidad de vida de los campesinos, promoviendo el desarrollo y bienestar del entorno rural, a través de la educación, siendo la organización un hito en la historia de Colombia por más de 70 años.

Gracias al Monseñor José Joaquín Salcedo Guarín, quien al poco tiempo de su llegada en el año 1947 al municipio de Sutatenza, Boyacá, fundó la emisora  Radio Sutatenza – ACPO, que por medio de las Escuelas Radiofónicas, tuvo como eje a los campesinos, considerándolos como agentes de cambio social, cultural y político.

El programa estaba dirigido a que el entorno del campesino mejorara en todos sus aspectos tanto en salud, en educación, economía, trabajo como en la misma agricultura.

“La única razón de toda esta organización es darle al pueblo campesino la oportunidad de que ellos sean los personajes de su propio desarrollo”, mencionaba Monseñor.

Hoy en día, ACPO cuenta con programas y proyectos socioeducativos enfocados a cubrir las necesidades rurales, en mantener la defensa, la promoción y el reconocimiento de los campesinos a través de las TICs, como por ejemplo el programa Escuelas Digitales Campesinas, que busca promover el liderazgo del campesino colombiano a través de capacitaciones, formación y educación direccionados en el desarrollo, dignificación y la construcción de una cultura de paz.

Además, hay proyectos como Amazonia Joven, que busca contribuir a la consolidación de una paz estable y duradera en Colombia, por medio de acciones culturales generando procesos de recuperación de la memoria, construcción de paz y generación de convivencia en el departamento de Caquetá.

La Fundación, que también cuenta con el medio de comunicación, periódico El Campesino, busca ser la voz del campo colombiano, informando con temas que son competentes para los campesinos. Si se desea conocer más sobre los proyectos y programas correspondientes, y hacer parte de ellos, se puede consultar a través de la página web de ACPO, https://www.fundacionacpo.org.

Por: Jeisson Beltrán Valderrama. Periodista.
Editor: 
Lina María Serna. Periodista – Editora.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here