El bocadillo, un manjar ancestral a base de guayaba

Además de ser fuente de sustento para más 4.000 familias campesinas, la guayaba es el ingrediente principal del bocadillo veleño. Un dulce típico que hace parte del legado cultural de muchos territorios rurales y se cataloga como una gran fuente de energía.

0
429
Foto por: Semana Rural – https://n9.cl/qpf9

La Psidium guajava más conocida como guayaba, es una fruta tropical proveniente de América reconocida por su aroma y particular sabor agridulce. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO, representa el 15% de las 52,1 millones toneladas de alimentos frutales que se producen en el mundo. 

Según el Ministerio de Agricultura, en Colombia se cultivan 3 variedades que son: la guayaba común, guayaba pera y guayaba manzana, las cuales son cosechadas principalmente en los departamentos de Santander con una participación de 24,1 toneladas por hectárea, Atlántico con 25,83 toneladas, Valle del Cauca con 22,93 toneladas y Meta con 11,48. Así mismo, la entidad afirma que más de 4.000 familias dependen de su siembra. 

Le puede interesar: El viche, una bebida ancestral del Pacífico colombiano

Además de ser un alimento al que se le atribuyen grandes beneficios para la salud como el fortalecimiento de las vías respiratorias y la regulación del sistema digestivo, debido a que es rico en Vitamina C. La guayaba posee un gran valor cultural en Colombia, pues es el ingrediente principal de una variedad de dulces típicos.

El bocadillo veleño es su manjar más representativo y se obtiene a partir de la mezcla  de la pulpa de la guayaba madura con azúcar. De acuerdo con la Superintendencia de Industria y Comercio – SIC, este producto se comenzó a elaborar de forma artesanal en el año 1870 por campesinas y campesinos de los municipios de Vélez, Santander  y Moniquirá, Boyacá; quienes extraían la pulpa de la fruta en coladores gigantes de tela y en hornos de leña le daban forma a su tradicional presentación cuadrada. 

Cifras del Estudio del Sistema Agroalimentario Localizado-SIAL, demuestran que 80% de los fabricantes de bocadillo aprendieron a elaborarlo por tradición familiar. Debido a su reconocimiento como alimento esencial para que los trabajadores recuperaran su fuerza, desde inicios del siglo XX cuando comenzó la construcción del tramo del Ferrocarril de Oriente, que comunicaba a Chiquinquirá y Barbosa;  en el 2017 la SIC añadió a su lista de Denominación de Origen, al bocadillo veleño con el propósito de proteger la práctica que origina este delicioso dulce. 

Aparte de dar origen a este dulce típico, la guayaba se encuentra en diferentes preparaciones y presentaciones, tales como puré, mermelada, tartas, batidos, yogures y gelatinas que endulzan los hogares del territorio nacional. 

Por: Jennifer Cristancho Medina – Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here