La exquisitez de tomar café de Garagoa, Boyacá

4
1786
Reportero Rural: Cristiam Eduardo Gamba Sarmiento. Institución Educativa Técnica Marco Aurelio Bernal.
Reportero Rural: Cristiam Eduardo Gamba Sarmiento. Institución Educativa Técnica Marco Aurelio Bernal.

Alguna vez todos nosotros hemos consumido una taza de café, o como diríamos coloquialmente en nuestra tierra, “el tinto”, éste, es el primer deleite del día del habitante urbano y del habitante rural; pero alguna vez nos hemos preguntado, ¿cómo es que las familias del campo nos abastecen y se abastecen para el consumo de este producto en nuestra zona y el mercado nacional?

El Café en Garagoa

Los cultivos de café en el municipio de Garagoa son de características minifundistas y surgen por tres circunstancias: a) la adquisición (compra de plántulas), b) germinación “in situ” y c) propagación natural de las diferentes especies que se datan en la región, dentro de ellas y las más relevantes para Garagoa son variedades como Colombia, castillo y caturro.

Por su parte, estos cultivos llegan a adaptarse muy bien a las condiciones fisiográficas del ente territorial, y estos, desde cuando se inicia con la germinación hasta la primera cosecha, pueden demorarse entre 26 a 30 meses, dependiendo de las bondades fisicoquímicas y ambientales del terreno donde se introduce.

Con buen cuidado, el cultivo por hectárea (Ha) arroja una cosecha anual de 11 cargas, compuesta cada una por 125 kg, para un total de 1375 kg/Ha aproximadamente, que son debidamente secadas y dispuestas para su movilización en sacos.

El maná cafetero inicia en octubre y se extiende hasta comienzos de diciembre. El secado es artesanal y el tiempo puede oscilar entre unos 4 a 8 días dependiendo del brillo solar.

¿Cómo hacen los campesinos para venderlo?

Para su comercialización el campesino puede optar por venderlo ruralmente o en el casco urbano, siendo éste el más común. Los precios pueden variar año tras año, pero hay que destacar que la mano de obra y la dedicación a este arte de cultivar el café, no es bien recompensado por cuanto los mayores dividendos quedan en manos de intermediarios.

El tiempo, cuidado, arreglo de parcelas, aporte de abonos orgánicos, descerezado, lavado, secado, empacado y demás, una vez más son subvalorados y demuestra una sinonimia de pérdida por la mala paga, enmarcada esta, por la aceptación y silencio del productor por mera necesidad.

El tostión del café

Proceso de Tostión de Café de forma artesanal, área rural, Garagoa – Boyacá .

Así mismo, hay un punto relevante y se constituye en que la mayor parte de las familias se remiten al proceso de tostión del café, como forma de abastecerse y tener producto necesario para la elaboración del café o tinto diario. Le puede interesar: Lo mejor del café reunido en Cafés de Colombia Expo 2017

El proceso de tostado se da regularmente (cada 3 o 4 meses), ya que después del secado se deposita una parte en bolsas selladas para el posterior proceso y consumo hogareño. La tostión del café se da de forma artesanal y es la habilidad, junto con la sapiencia del campesino tostador, la que determina el mejor punto para inducirle las propiedades organolépticas al producto final.

Garagoa comprometida con su café ambiental

Es de señalar que el cultivo y producción de café en el municipio de Garagoa, es de buena calidad ostentando granulometrías aceptables en el mercado local y nacional. La práctica cafetera se constituye en uno de los pilares de la economía ya que muchas familias dependen del producto para su subsistencia en el sentido de suplir sus necesidades básicas.

Punto relevante se consolida en el marco de cultivos amigables con el medio ambiente, por cuanto la mayor parte de los cultivos, por el orden del 80%, son abonados con productos orgánicos procesados en campo o por mera descomposición de la cascota (cubierta externa de la pepa de café al ser descerezado), hojas de las plantas de sombra y del café mismo que en conjunto forma un sustrato de humus, lo que lo posicionaría en la categoría de café orgánico.

Campesino como parte de la economía caficultora

Recordemos que el campesino forma parte importante de la economía colombiana en la medida que abastece la canasta familiar de productos frescos como lo es el café, los cuales son el sustento de muchas de las personas que vivien en las áreas urbanas para el deleite de sus consumidores.

Brindémosle un mejor trato económico retributivo y que el esfuerzo sea premiado de tal forma que incentive el auge agrícola en este municipio, región y la nación. Le puede interesar: Valle de Tenza: destino turístico

El dato: En Bogotá estarán del 18 al 21 de octubre el mejor café de Valle de Tenza, un proyecto de ACPO, para deleitar el paladar de los asistentes a Cafés de Colombia 2017 (Expoespeciales)). Una participación que tiene como aliados a El Gal Valletenzano y la Corporación Autónoma Regional de Chivor – Corpochivor.

Autor: Cristiam Eduardo Gamba Sarmiento. Institución Educativa Técnica Marco Aurelio Bernal
Editor: 
Ana María Rizo Díaz- Periodista Editora

4 Comentarios

  1. Un cordial saludo para todas las personas que acuden a este importante medio de comunicación. La gente de Garagoa y alrededores, extendemos una cordial invitación para que concurran a este bello y mágico Valle de Tenza que encierra una gran cariño por sus visitantes y promueve la participación dentro de sus espacios culturales. Las distintas formas de preparar el café, junto con el proceso de tostión son formas de expresión cultural que estamos deseosos de compartir. Péguense la rodadita que los Garagoenses los esperan, sean cordialmente bienvenidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here