El cultivo de algodón alcanzará para el 2019 un área de siembra superior a las 20 mil hectáreas en las dos cosechas: la del interior y la de la costa. Así lo expresó en su momento César Pardo Villalba, presidente de la Confederación Colombiana del Algodón (Conalgodón).

Agregó además que al cultivo del algodón le llamaban el oro blanco, pero se presentaron condiciones económicas que lo hicieron cada vez menos rentable, además de condiciones sanitarias que lo hacían muy costoso y de baja productividad. La producción de algodón busca alternativas para favorecer la economía de Colombia y mejorar la calidad de vida de los productores.

Le puede interesar: Primer desembolso del `Fondo Colombia Sostenible´ financiará proyectos ambientales

El cultivo de algodón busca renacer en el mercado ahora que el panorama es distinto. De acuerdo con lo expresado por Pardo Villalba, una de las cosas que posibilita hablar del renacer del algodón es que hay una total integración en la cadena productiva.

El directivo fue enfático en afirmar que para que el sector algodonero de Colombia mejore se tienen que derrotar las malas prácticas del pasado, evitar la intermediación, acreditar a los productores como empresa y hacer de las agremiaciones unas instituciones sólidas.

“Veníamos en la cosecha pasada 2017-2018 con un área sembrada de 3 mil 900 hectáreas, la más baja en la historia algodonera de Córdoba. Actualmente todo el algodón que se produzca en el país, lo absorbe la industria textil nacional y el pago es de contado”, dice el funcionario.

Del algodón se fabrica: jabón, fibras para tejer y para la fabricación de prendas de vestir, productos farmacéuticos, caucho y plásticos. La celulosa obtenida de la planta se utiliza en algunos cosméticos.

“El cultivo del algodón está en un proceso de reactivación y todas las agremiaciones algodoneras afiliadas a Conalgodón le estamos dando un fuerte empuje. En esta cosecha prácticamente doblamos las áreas con relación a la pasada cosecha y esperamos para la temporada 2019-2020 sembrar alrededor de 10 mil hectáreas y llegar en tres años a unas 15 mil”, puntualizó Fernando Ramos Flórez, quien además es ingeniero agrónomo.

Plan de reactivación del algodón

Con respecto a las estrategias realizadas para favorecer a los algodoneros, Ramos Flórez señaló que al Gobierno Nacional a través del Ministerio de Agricultura se le presentó un plan de reactivación del algodón para los próximos cinco años.

Dicho plan incluye una serie de instrumentos de manejo del riesgo como la cobertura de precios, que les permitirá protegerse de posibles bajas del precio internacional o de la tasa de cambio. Además de los incentivos que permitirán lograr la conformación de bancos de maquinaria para así lograr mejorar la competitividad del cultivo.

En el mismo escrito también propusieron crear créditos oportunos a través del Banco Agrario para desarrollo del cultivo y créditos que permitan comprar maquinaria y equipos con tasas de interés bajas y amplios plazos para los productores. La venta para el 2019 está asegurada y el precio puede oscilar entre los 5 millones 200 mil pesos y 5 millones 700 mil por tonelada de algodón fibra, dependiendo de la calidad.

Fuente: Confederación Colombiana de Algodón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here