El Doncello, Caquetá, tiene su propia asociación de mujeres emprendedoras

En el municipio de El Doncello, departamento del Caquetá, sobre el piedemonte de la cordillera oriental, nace una Asociación de Mujeres Emprendedoras “Cimientos del Hogar”, integrada por mujeres campesinas, víctimas del conflicto armado, que encontraron en la tierra su mayor riqueza de esperanza.

0
258
Foto: Maguaré Vida y Región

Desde el año 2015, por medio de capacitaciones, la asociación viene procesando cultivos orgánicos, como, albahaca, limoncillo, prontoalivio, yerbabuena, moringa, cultivos de aromáticas, productos que son comercializados en diferentes regiones del país.

El apoyo de varios sectores que han inyectado flujo económico para el avance del proyecto agricola, ha permitido la adquisición de herramientas para el proceso y comercialización de los productos; una planta deshidratadora, un punto de venta, stickers bolsas, factureros, brochurs, un código de barras el cual ayuda a la comercialización en mercados de cadena, a través de la marca ARESCAQ Aromáticas y Aceites esenciales del Caquetá”.

Le puede interesar: El proyecto de ley que le apuesta a la compra de alimentos locales

La Asociación de Mujeres Emprendedoras “Cimientos del Hogar se ha posicionado como la primera asociación del Caquetá productora de plantas aromáticas deshidratadas siendo este, el producto estrella para el municipio, gracias al empeño de estas mujeres, que querían luchar por mejorar el modo de vida sociocultural y económico de ellas y de sus familias, mostrar que el agro es la mayor fuente de vida para ellas.

Hoy, sus rostros reflejan felilcidad, el trabajar en equipo las llevó a ser las ganadoras del Primer concurso de Negocios Verdes de la Amazonia Colombiana, han participado en BIOEXPO, la feria más grande de Colombia, al primer Congreso Internacional de Agricultura ecológica en Cali, CONAGRECO, ECOVIDA 2018, y este año su representante legal, la señora Clara Inés Hoyos Arboleda, líder emprendedora, digna representante de las mujeres luchadoras del Caquetá, es una de las seleccionadas de en los proyectos apoyados por ACUMEN en este 2019.

A través de esta iniciativa, la asociación como microempresa regional, demuestra que el cultivo de aromáticas sí es una alternativa para la sustitución de cultivos ilícitos y que la mujer rural es un compenente vital para transformación de la paz.

Por: Luz Adriana Mejia. Facilitadora de ACPO en Caquetá.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here