El Dragón Dorado, un parque mágico lleno de bonsáis

El Dragón Dorado es un espacio en La Calera, Cundinamarca que permite transportar a sus visitantes a nuevos mundos a través de diminutos árboles de diferentes especies. Además, este arte desde los árboles comprende una conexión profunda entre la naturaleza y la espiritualidad, siendo así, un lugar nuevo para visitar.

0
421
Foto: Merceano De Jesús Melo

Los bonsáis tienen siglos de existencia y su origen pertenece al continente asiático; estos árboles pequeños constituyen la unión de la naturaleza con la espiritualidad del ser humano. Distintas historias han constituido este arte, pero la más destacable y que funciona como llamado para los colombianos es la importancia de los árboles en la vida misma de las personas.

El parque Dragón Dorado en La Calera, Cundinamarca inició a partir de la iniciativa de un portugués que se enamoró de Colombia al considerarlo un país lleno de riquezas materiales e inmateriales. Desde hace más de 20 años que aprendió el arte de los bonsáis, y hoy, a través de estos constituye el diario de su vida. Cada espacio que ocupa estos árboles forman pequeños paisajes, pero también los recuerdos de su dueño. 

Le puede interesar: Agroparque Sabio Mutis, un lugar que promueve la conservación de la naturaleza y la cultura

Merceano de Jesús, junto a su esposa que es colombiana, iniciaron toda una aventura cuando poco a poco en su hogar no había espacio para sus obras; fue así como en un trabajo mutuo formaron el parque que hoy llena a sus visitantes de tranquilidad. Los estilos de estos bosáis son distintos a partir de las condiciones naturales, se encuentran así de tipo vertical, en escoba, cascada, semi – cascada, inclinados, bonsáis barridos por el viento, con multiples troncos, bosques, enraizados en roca, entre otros. 

Uno de los paisajes que se destaca hace memoria al paso de Marceano por el río de Li en China, un lugar de majestuosas montañas que es representado en miniatura y que permite a los visitantes transportarse a contextos orientales. 

Es precisamente esta la intención de Dragón Dorado, brindarle una experiencia única a sus visitantes desde la adecuación del espacio con macetas de China y Japón o materas realizadas a partir de artesanos colombianos que tienen un diseño único. Cuenta con una cabaña, un lago y está rodeado de estatuas de Buda; tiene un jardín zen para mover la arena con rastrillo y semejar el movimiento del agua dando espacio a la meditación.

También en el parque está la pagoda, una estructura vertical delgada que representa el vacío y la muerte, pero cuando el día es soleado, el espacio se llena de mariposas amarillas, colibríes y pájaros que le dan una atmósfera especial. Las personas que quieran visitar el jardín y conocer más al respecto pueden agendar una cita al número 3123899585.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here