El paso a paso para construir un invernadero tipo capilla

Los invernaderos son una herramienta muy útil para que la producción de ciertas hortalizas que no soportan las bajas temperaturas del invierno, no se vea afectada y continúen su ciclo normal aún cuando estarían fuera de temporada.

0
155
Foto por: portalfructícola.com

Un invernadero es un espacio cerrado, cubierto y acondicionado que permite mantener una temperatura adecuada en épocas del año donde las plantas podrían ser afectadas por las bajas temperaturas o zonas donde las condiciones climáticas son muy cambiantes. Los invernaderos funcionan como una herramienta muy útil para la producción de hortalizas, frutas o verduras cuando se encuentran fuera de temporada, aumentando el rendimiento y la calidad de los cultivos.

Le puede interesar: ¿Qué hacer para tener mayor productividad en cultivos de invernadero?

Respecto a su estructura y materiales existen varias opciones, pero el tipo más utilizado por su facilidad de construcción y economía en materiales es el invernadero tipo capilla.  Este cuenta con una estructura a base de madera y plástico polietileno, en donde la madera en forma de postes de 3 a 4 pulgadas y de 3 metros de largo es utilizada para los pies derechos y centrales. También se emplean tablas que pueden ser de 1 por 4 de ancho y 3.20 metros de largo y que sean muy resistentes. Para la fijación del plástico a la estructura se utilizan listones de 1 por 2 metros conocidos como charlatas, unas tablas más pequeñas y delgadas que serán puestas con clavos de 2 o 3 pulgadas.

Construcción del invernadero

Teniendo en cuenta que el invernadero será de  5 m por 8 m, el primer paso es la cuadratura del terreno, lo que resulta indispensable para la resistencia de la estructura y para la colocación del plástico. Una vez organizado el terreno se procede a realizar la excavación en los lugares donde se colocarán los postes, se recomiendan 5 postes por cada lado y otros 5 centrales, ubicados cada uno con 2 metros de distancia y 60 centímetros de profundidad.

Luego de nivelar y alinear los postes  el siguiente paso es colocar las tablas; primero se ponen las que van en la parte superior de los postes de los costados uniéndolos entre sí. A continuación se colocan las que van en los postes centrales de manera transversal y posteriormente se instalan las tablas correspondientes a las bandas de protección, que van en la parte inferior para evitar el ingreso de animales.

Para la construcción del techo cabe mencionar que si los postes centrales no dan la altura deseada, estos pueden ser complementados con tabla. El siguiente paso es colocar las tablas de manera que se unan los postes laterales con los centrales en el techo, dejando una lucarna que es una ventana superior de 30 centímetros a lo largo de un extremo de la construcción. El agricultor no puede olvidar que la orientación de la lucarna debe ser en la misma dirección de los vientos predominantes y no en contra de ellos.

Finalmente, se debe colocar un poste para la instalación de la puerta en el lugar que se estime conveniente, y que sea de al menos 80 centímetros de ancho para permitir un fácil acceso al invernadero. Después de tener toda la estructura montada se coloca el plástico de polietileno asegurándolo con las charlatas y los clavos de 2 o 3 pulgadas.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here